Conferencia “Importancia de la Supervisión y Regulación para las Cooperativas de Ahorro y Crédito en una Estrategia de Inclusión Financiera en Honduras”

El lunes 25 de junio del presente año la Comisión Nacional de Bancos y Seguros en conjunto con el Banco Interamericano de Desarrollo organizó un evento donde se impartió a 100 participantes del sector cooperativo, sector público y funcionarios y empleados de la CNBS la conferencia magistral “Supervisión Basada en Riesgos, Sector Cooperativo e Inclusión Financiera” a cargo de la Dra. Rosa Matilde Guerrero Murgueytio.

La Dra. Guerrero es Máster en Economía de la UNAM – México, Medalla de Plata Gabino Barreda a Mejor Egresada y Mención de Honor. Diplomado en Microfinanzas (INCAE). Máster en Microfinanzas y Desarrollo Económico

(Universidad de Alcalá de Henares). Especialista en Instituciones Financieras y Mercado de Capitales del Banco Interamericano de Desarrollo, institución que le otorgó el Premio “Ortiz Mena” a la mejor funcionaria en 2008.

Tiene una experiencia profesional de más de 20 años en el ámbito público – privado de los sectores financiero, monetario, inclusión financiera, supervisión bancaria, entre los más relevantes, fundamentalmente enfocada en aspectos orientados a la formulación, elaboración y aplicación de políticas públicas en estos sectores, en el diseño y ejecución de cambios organizacionales en instituciones financieras y microfinancieras, desarrollo de procedimientos enfocados en prácticas prudenciales de administración control de riesgos, diseño  de normativa preventiva y supervisión basada en riesgos; diseño e implementación de programas de fortalecimiento institucional; diseño, ejecución y evaluación de proyectos de protección al consumidor, transparencia de información y educación financiera.

Es especialista del sector cooperativo de la Región latinoamericana. Expositora en varios Talleres y Seminarios Internacionales organizados por AFI, WOCCU, BID, Banco Mundial, FMI, ASBA, FELABAN y autora de sinnúmero de publicaciones especializadas en Supervisión por Riesgos, Red de Seguridad Financiera, Acceso a Financiamiento y Garantías Mobiliarias, e Inclusión Financiera.

Para profundizar en el tema en mención se presenta entrevista realizada a la Dra. Rosa Matilde Guerrero Murgueytio:

1. ¿CÓMO CONCIBE LA INCLUSIÓN FINANCIERA?

La inclusión financiera debe ser vista como un proceso de intervención comprensiva, cuyo objetivo final es acrecentar la capilaridad de los sistemas financieros, bajar los costos y remover los obstáculos al acceso a servicios financieros para hogares, personas y empresas, en al menos tres niveles de acción en materia de políticas públicas: macro, meso y micro.

El nivel macro comprende las reformas que atañen al marco legislativo y normativo, afectan la operatividad del sistema financiero en su conjunto. Por ejemplo, precios del sistema financiero, procesos de supervisión y regulación, creación de nuevos sistemas de garantías mobiliarias, nuevas metodologías para la legalización de contratos, reglas para los corresponsales no bancarios o la prestación de servicios financieros móviles, regímenes para la legalización de propiedades, etc.

El nivel meso, atañe a reformas relativas al fortalecimiento de la arquitectura financiera mediante sistemas de pago inclusivos y  la protección al consumidor con al menos tres pilares: (i) promoción de la transparencia e información, (ii) procesos de cultura y educación financiera (sinergias sector público y privado) y (iii) ventanillas de las entidades de control de las instituciones financieras (IFIS) como recursos de última instancia; y el fortalecimiento de las centrales de riesgo y burós de crédito integrando información del sector financiero (información negativa y positiva) y no financiero.

El nivel micro, consiste en el apoyo directo canalizado a entidades prestadoras de servicios, con programas que faciliten la ampliación de la cobertura de la red de puntos de venta hacia las zonas periféricas de las ciudades o al área rural, apoyo técnico para la creación de productos especializados o la incorporación de nuevas tecnologías para la gestión de riesgos, fortalecimiento institucional o provisión de fondeo para la creación de programas de microcrédito o por parte de las instituciones financieras, más aún de aquellas localizadas en zonas no urbanas.

La literatura ha comprobado que las IFIS de mayor tamaño tienen un rol importante en el proceso de inclusión financiera por su capacidad de capilarizar con servicios financieros a la población no incluida, en tanto que entidades como las Cooperativas de Ahorro y Crédito (COACS) juegan un papel muy importante en los procesos de focalización del acceso a servicios financieros de la población.

2. FRENTE A LOS ACONTECIMIENTOS MUNDIALES DE LOS SISTEMAS FINANCIEROS, ¿PARECE FUNDAMENTAL QUE TODAS LAS IFIS, QUE CAPTEN AHORRE Y PROMUEVAN LA INCLUSION FINANCIERA, ESTO ES LA COACS, CUMPLAN MEJORES PRACTICAS DE CONTROLES?

Efectivamente, pues lo que esta en juego en el pasivo de las IFIS es la fe pública, el dinero de los depositantes, que colocan los recursos allí considerando que existen entidades que vigilan las entidades financieras y que hay un Estado que educa a la población que ahorra.

Por ello la necesidad de supervisar a las COACS ya no se discute, puesta procura la estabilidad, sostenibilidad, solidez y eficiencia del sistema. Más bien, cada vez y con mayor fuerza se discute el crear Redes de Seguridad financiera para las COACS o que participen en las existentes en los sistemas financieros, éstas últimas concebidas como el conjunto de instituciones, procedimientos y mecanismos concebidos con el objeto de contribuir a mantener la estabilidad del sistema financiero y proteger su función de intermediación y su papel en el sistema de pagos nacional, formadas generalmente por: política macro-prudencial, marco normativo prudencial y supervisión basada en riesgos, prestamista de última instancia, proceso de resolución de IFIS y, seguro de depósito.

Siendo el pilar más importante la mejora del marco normativo que promueva la prudencia en base a las mejores prácticas y una eficiente supervisión basada en riesgos. Cuyo enfoque, permite que carga de supervisión parta según perfil de cada IFI/COAC, es continua, integral, preventiva, da gran relevancia al Gobierno Corporativo.

3. ¿CUÁL ES LA SITUACIÓN DE HONDURAS EN CUANTO A LOS PRINCIPALES INDICADORES DEL SISTEMA FINANCIERO E INCLUSIÓN FINANCIERA?
Honduras, bajo el liderazgo y compromiso de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS), su  Presidenta y Comisionados, han promovido activamente el fortalecimiento del sistema financiero, reflejado en una entidad supervisora institucionalizada y fortalecida, así como en la mejora de una serie de indicadores del sistema financiero, que si bien tienen también relación con la coyuntura, se explican en buena medida por el esfuerzo técnico de la CNBS y el compromiso del sector financiero privado.

A la vez se ha avanzado en la implementación de una política pública de inclusión financiera, la cual se ve plasmada en el plan de desarrollo “Visión País 2011-2038 “ y en el Plan de Gobierno 2011-2038.  De una revisión breve los indicadores de inclusión financiera se puede resaltar una buena ubicación de Honduras en materia de indicadores de profundización financiera, con un nivel de depósitos a PIB del 48.7% y uno de cartera a PIB de 47.8%, ubicándose en el tercer puesto en el ámbito regional.

Por otro lado, las comparaciones internacionales que se usan para estimar indirectamente la infraestructura de que disponen los sistemas financieros señalan que la situación en Honduras se ubica bien dentro del promedio de Latinoamérica con un indicador de 20.5 sucursales bancarias por cada 100,000 adultos, frente al promedio de la región que es de 14.6 .

La situación cambia en términos de infraestructura disponible relacionada con medios electrónicos de pagos como pueden ser los cajeros automáticos o los puntos de venta (POS),  se presenta una gran diferencia aún con países de la región, con un indicador de 26.4 por cada 100,000 adultos en el caso de ATM y 336 para los POS.

Al analizar la disponibilidad de productos financieros, se puede ver que el grado de inclusión financiera se sitúa por debajo del promedio latinoamericano registrando un nivel de 768 cuentas de ahorro frente a una media de 821, y de 342 en el caso de créditos frente al promedio de 404.

Lo anterior naturalmente plantea la necesidad de continuar impulsando en Honduras una política de inclusión financiera comprehensiva en los tres niveles de articulación macro, meso y micro, donde la participación y articulación del sector público y privado es fundamental.

Los comentarios están cerrados.