06 de octubre de 1998

CIRCULAR ENVIADA AL SISTEMA

FINANCIERO Y ASEGURADOR 

CIRCULAR CNBS No. 019/98

Estimados Señores:

Nos permitimos transcribir a usted, la Resolución aprobada por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros, que literalmente dice así:

"Resolución No.392/29-09-98. La Comisión Nacional de Bancos y Seguros,

CONSIDERANDO: Que el Artículo 44 de la Ley de Instituciones del Sistema Financiero contiene las normas generales que deberán observar las instituciones financieras en lo relativo a la adquisición, tenencia, uso, venta y castigo de aquellos activos eventuales adquiridos en pago de deudas u obtenidos en remate judicial.
CONSIDERANDO: Que el último párrafo del Artículo 44 de la Ley de Instituciones del Sistema Financiero, confiere a esta Comisión Nacional de Bancos y Seguros facultades reglaments para normar todos los asuntos que, sobre activos eventuales, contiene dicho Artículo.
CONSIDERANDO: Que en la respectiva reglamentación, dentro del texto y el espíritu de la correspondiente norma legal, debe orientarse, por un lado, a desalentar la excesiva y prolongada tenencia de activos eventuales por parte de las instituciones financieras en la medida en que conlleva la inmovilización de recursos del público y una negativa desintermediación financiera; y, por otro, a establecer mecanismos dinámicos y expeditivos, pero a su vez, debidamente transparentes, para procurar la enajenación y venta de dichos activos eventuales.
CONSIDERANDO: Que en la respectiva reglamentación, dentro del texto y el espíritu de la correspondiente norma legal, debe orientarse, por un lado, a desalentar la excesiva y prolongada tenencia de activos eventuales por parte de las instituciones financieras en la medida en que conlleva la inmovilización de recursos del público y una negativa desintermediación financiera; y, por otro, a establecer mecanismos dinámicos y expeditivos, pero a su vez, debidamente transparentes, para procurar la enajenación y venta de dichos activos eventuales.
CONSIDERANDO: Que la Procuraduría General de la República emitió dictamen favorable sobre el Reglamento de Activos Eventuales.
POR TANTO: Con fundamento en los Artículos 44 de la Ley de Instituciones del Sistema Financiero, 41 inciso I) de la Ley de Instituciones de Seguros, 41 de la Ley de Procedimiento Administrativo; 23 de la Ley de la Procuraduría General de la República y 13 numeral 2) de su Ley Orgánica, en sesión realizada el 29 de septiembre de 1998, resolvió:
1. Aprobar el "REGLAMENTO DE ACTIVOS EVENTUALES", en los términos siguientes:
REGLAMENTO DE ACTIVOS EVENTUALES
I. OBJETO:
  1. Las presentes normas tienen por finalidad reglamentar el Artículo 44 de la Ley de Instituciones del Sistema Financiero con relación a la adquisición, registro y contabilización; tenencia, uso, enajenación y castigo de los denominados activos eventuales, entendiendo como tales, a los bienes muebles e inmuebles adquiridos por las instituciones financieras u obtenidos en remate judicial, en pago de deudas.
  2. Los criterios de valoración y registro de activos eventuales contenidos en las presentes normas han sido establecidos, con base en el Artículo 10 de la Ley de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros, con el objeto de preservar y reflejar razonablemente la situación de liquidez y solvencia de las instituciones financieras; en consecuencia, su aplicación es sin perjuicio de la observancia debida de la legislación tribut vigente. Para lo referente a la obtención de beneficios y el cumplimiento de obligaciones fiscales, las instituciones financieras llevarán los registros extracontables y la documentación de respaldo pertinentes.
II. ALCANCE:
  Quedan comprendidas dentro del ámbito de aplicación del presente Reglamento, las instituciones financieras a que se refiere el Artículo 3 de la Ley de Instituciones del Sistema Financiero y las sucursales o agencias de instituciones financieras extranjeras autorizadas a operar en el país.
III. DISPOSICIONES SOBRE EL REGISTRO Y CONTABILIZACIÓN:
  1. Los bienes muebles e inmuebles que la institución financiera haya recibido en pago, como consecuencia de operaciones de crédito legítimamente celebradas y que pasen a ser de su propiedad mediante cesión volunt de los deudores o por adjudicación en remate judicial, se registrarán en los libros de la respectiva institución, al menor valor de los siguientes:
    a) El valor fijado en la respectiva escritura de dación, si se tratara de dación en pago; o por el fijado en el acta de adjudicación, en caso de remate judicial.
    b) El saldo de capital del crédito que se cancela total o parcialmente. En este caso, no se incluirán los productos financieros que, en caso de estar devengados, deberán ser reversados de las utilidades. Además, tampoco se incluirán los gastos en que incurra la institución financiera en la dación o adjudicación.
    c) El valor de mercado a la fecha de incorporación del bien a la entidad. En el presente caso, debe entenderse por "valor de mercado", el importe neto recuperable del bien en el estado y condiciones en que se encuentre a la fecha de su incorporación al activo de la institución financiera.
  2. Si se reciben bienes en pago de conceptos distintos a la cancelación de capital, tales como intereses, recuperación de gastos y otros, estos bienes se registrarán a valor de un (1) Lempira.
  3. La fecha para iniciar el cómputo del plazo de tenencia de los bienes adjudicados o recibidos en recuperación de créditos, corresponderá a la del acta de remate judicial en que se adjudica el bien o a la del instrumento público o privado con el que se formaliza la cesión volunt, respectivamente.
  4. En caso de que el saldo de capital del crédito fuera superior al valor de registro del bien que se incorpora y, en el caso de no existir otros bienes susceptibles de dación en pago o de remate, se deberá castigar dicha diferencia contra cuentas de resultado.
  5. Para los efectos del registro mensual del castigo del 25% anual a que se refiere el segundo párrafo del Artículo 44 de la Ley de Instituciones del Sistema Financiero, se utilizará la cuenta de Reserva para Amortización de Activos Eventuales. Esta misma cuenta se utilizará, igualmente, para registrar la diferencia respecto al valor de mercado, en caso de que este último sea menor que el contabilizado.
  6. En caso de que los bienes eventuales sean vendidos al contado y el precio de venta resulta mayor que el valor contabilizado (neto de reserva para amortización), la correspondiente ganancia deberá registrarse al momento en que se produce la venta del respectivo bien. En el caso de venta al crédito en que el valor de contabilización (neto de reserva), es inferior al precio de venta, dicha diferencia o ganancia deberá ser diferida en la misma proporción que el pago del crédito.
  7. La institución financiera mantendrá expedientes actualizados que contengan, como mínimo, la información y documentación siguiente:

a) Descripción del activo;

b) Fecha de adjudicación;

c) Saldo de capital del crédito cancelado;

d) Valor de contabilización;

e) Valor castigado;

f) Copia de la escritura de adjudicación o dación en pago;

g) Copia de las operaciones contables;

h) Avalúos, de ser el caso;

i) Publicaciones de avisos de subasta;

j) Informes de gestiones de venta; y,

k) Registro de compradores;

     
IV. DISPOSICIONES SOBRE LA VENTA DE ACTIVOS EVENTUALES:
  Los activos eventuales a que se refiere el presente Reglamento, deberán ser vendidos en subasta pública dentro de un plazo no mayor de dos (2) años, computados conforme al Numeral 3 precedente, en conformidad con lo establecido por el Artículo 44 de la Ley de Instituciones del Sistema Financiero y las normas del presente Reglamento.
V. DISPOSICIONES SOBRE LA SUBASTA PÚBLICA:
  1. La venta de activos eventuales, mediante subasta pública, deberá ser anunciada por lo menos durante dos días hábiles sucesivos y con diez (10) días de anticipación, mediante avisos titulados "SUBASTA PÚBLICA", con el nombre de la institución financiera subastadora en caracteres destacados, que serán publicados en uno de los periódicos de mayor circulación en el lugar donde se encuentre la sede u oficina principal de la institución financiera subastadora. Además, si los bienes a subastar estuvieren situados en lugar diferente al de la institución subastadora, la subasta también se anunciará en el municipio más cercano al bien, por medio de un periódico u otro medio de comunicación del lugar. Si en éste no hubiere medios de comunicación, se informará en los medios de comunicación del municipio más próximo.
  2. Los avisos de subasta de bienes inmuebles deberán contener, cuando menos, la siguiente información:

a) Lugar, día y hora de la subasta;

b) Ubicación de los bienes, dimensiones y breve descripción de los mismos.

c) Datos de su inscripción en el Registro de la Propiedad, Hipotecas y Anotaciones Preventivas;

d) Precio base;

e) Disponibilidad de financiamiento para los postores, así como las condiciones de plazo y tasa de interés del mismo;

f) Porcentaje del precio base exigible como garantía de seriedad de oferta, el que no podrá exceder del tres por ciento (3%) del mismo y que será devuelto de inmediato a los postores que no hubieran sido favorecidos con la adjudicación.

g) Cualquier otro dato o información que la institución estime conveniente, con excepción de avisos sobre la existencia de posibles interesados en la compra de los bienes y de montos de ofertas recibidas por éstos.

  3. Los avisos de subasta de bienes muebles contendrán datos similares a los precedentes, en lo que resulte pertinente.
  4. Las subastas de activos eventuales deberán ser notificadas a la Superintendencia de Bancos, Seguros e Instituciones Financieras con no menos de quince (15) días de anticipación a su realización, acompañando el proyecto de aviso a publicar.
  5. El precio base para las subastas será el valor que los bienes tengan en los libros de la institución financiera, integrado por el costo del bien menos las depreciaciones y castigos acumulados. En el caso de los bienes recibidos en cancelación de intereses o recuperación de gastos, el precio base de la subasta será el valor nominal de los intereses o gastos recuperados. La Comisión podrá exigir que se efectúe un avalúo sobre los activos eventuales materia de venta, por parte de profesionales independientes.
  6. Las subastas de activos eventuales podrán ser realizadas por los representantes de las instituciones subastadoras; no obstante, deberán hacerse con la presencia de notario público cuando el precio base de los bienes sea mayor que el uno por ciento (1%) del capital de la institución o que el equivalente a cincuenta mil dólares (US$.50,000.00), el que sea mayor. La Superintendencia podrá hacerse presente en el acto en que se realice la subasta o verificar, posteriormente, el cumplimiento de las presentes normas.
  7. La Comisión Nacional de Bancos y Seguros podrá disponer la suspensión, postergación o declarar desierta alguna subasta de activos eventuales, de comprobarse incumplimientos de las presentes normas.
  8. El local en que se realice la subasta deberá ser de fácil ubicación y acceso, debiendo brindar las comodidades físicas para el desarrollo normal del proceso de subasta, garantizando, asimismo, el libre ingreso de toda persona interesada en participar en la subasta. En casos especiales y debidamente justificados, la Comisión Nacional de Bancos y Seguros podrá hacer la designación del local donde deba realizarse la subasta.
  9. La subasta se realizará en días y horas de atención al público y se iniciará después que hayan transcurrido treinta (30) minutos de la hora establecida, con la presencia de los interesados en la compra de bienes, un Notario Público, el representante de la institución financiera subastadora y el de la Superintendencia, de ser el caso. La institución financiera podrá recibir ofertas en sobre sellado durante el período que media entre la publicación y el inicio de la subasta. Una vez iniciada la subasta y conocidas las posturas iniciales, éstas podrán ser mejoradas por los postores presentes. El bien será adjudicado al postor presente en el acto y que haya formulado la postura más alta.
  10. La subasta y sus incidencias se consignarán en acta que levantará el notario, la misma que será firmada por el adjudicatario, el representante de la institución financiera subastadora, el representante de la Superintendencia, de ser el caso y los postores que así lo desearan. Copia de esta acta, debidamente certificada por el respectivo Notario, deberá ser remitida a la Superintendencia, dentro de los cinco días hábiles siguientes a la fecha de la subasta.
  11. Cuando los bienes no se pudieren vender en la primera subasta, deberán realizarse, por lo menos, dos (2) subastas adicionales de acuerdo a las normas establecidas por el presente Reglamento.

Cuando los bienes no se pudieren vender en tres o más subastas, la institución podrá gestionar la venta directa de los mismos.

  12. En el caso de títulos valores adquiridos o adjudicados en pago de deudas, su venta podrá efectuarse mediante subasta pública o a través de bolsa de valores; en este último caso, conforme a las disposiciones legales que regulan las transacciones bursátiles.
VI. DISPOSICIONES SOBRE EL USO DE ACTIVOS EVENTUALES:
  1. Las instituciones financieras sólo podrán destinar a su propio uso los activos eventuales mediando la previa y expresa autorización de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros, con arreglo a lo dispuesto en el tercer párrafo del Artículo 44 de la Ley de Instituciones del Sistema Financiero.
  2. En el caso que una institución financiera deseara conservar para su propio uso un activo eventual, deberá presentar su solicitud por escrito a la Comisión Nacional de Bancos y Seguros, adjuntando los antecedentes relativos al bien y las razones que justifican el uso que se dará al mismo.
  3. La Comisión evaluará las razones y justificativos formulados y podrá disponer las verificaciones y averiguaciones que estime pertinentes, pudiendo, inclusive, requerir la opinión de los auditores externos de la institución financiera sobre la conveniencia de que ésta destine a su propio uso, el activo eventual.
  4. En especial, se comprobará que con la incorporación del activo eventual, la institución financiera no excede el límite que, en materia de mobiliario y equipos y bienes raíces, establece el inciso f) del Artículo 43 de la Ley de Instituciones del Sistema Financiero.
  5. La respectiva solicitud será resuelta en un plazo no mayor de treinta (30) días, contados a partir de la recepción de la solicitud a entera satisfacción de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros.
  6. Si con posterioridad, la institución financiera autorizada a destinar a su propio uso un activo eventual, decide enajenarlo, dicha venta deberá efectuarla mediante subasta pública, conforme a las disposiciones del presente Reglamento
VII. DISPOSICIONES FINALES:
  1. Cualquier situación no prevista en las normas del presente Reglamento, será resuelta por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros.
  2. El presente Reglamento entrará en vigencia a partir de su publicación en el Diario Oficial La Gaceta."
Atentamente,

Fernando Vega M.

Edgardo Zúniga C.

Presidente

Secretario a.i.