06 de octubre de 1998

  

CIRCULAR ENVIADA AL SISTEMA

FINANCIERO

CIRCULAR CNBS No. 020/98

Estimados señores:

Nos permitimos transcribir a usted, la Resolución aprobada por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros, que literalmente dice así:

"Resolución No.395/29-09-98. La Comisión Nacional de Bancos y Seguros,

 

CONSIDERANDO: Que el Congreso Nacional de la República, mediante Decreto No.139-98 LEY REGULADORA DE LAS OPERACIONES DE TARJETAS DE CRÉDITO DE INSTITUCIONES BANCS, ESTABLECIMIENTOS COMERCIALES U OTRAS OBLIGACIONES EN DINERO, publicado en el Diario Oficial La Gaceta del día 25 de julio de 1998, estableció las normas que regulan las operaciones de crédito mediante tarjeta, realizadas por instituciones del Sistema Financiero.
CONSIDERANDO: Que el Artículo 16 del supramencionado Decreto establece que la Comisión Nacional de Bancos y Seguros, en virtud de sus atribuciones, contenidas en su Ley Orgánica, emitirá en el término de treinta (30) días a partir de la vigencia de dicho Decreto el Reglamento respectivo.
CONSIDERANDO: Que en sesión No. 114 realizada el 18 de agosto de 1998, la Comisión Nacional de Bancos y Seguros resolvió aprobar y someter a dictamen de la Procuraduría General de la República, el proyecto de "REGLAMENTO del Decreto 139-98 Ley Reguladora de las Operaciones de Tarjetas de Crédito de Instituciones Bancs, Establecimientos Comerciales u Otras Obligaciones en Dinero".
CONSIDERANDO: Que la Procuraduría General de la República, con fecha 4 de septiembre de 1998, emitió dictamen favorable sobre el referido proyecto; asimismo, formuló observaciones que han sido atendidas por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros.
POR TANTO: Con fundamento en los Artículos 16 de la Ley Reguladora de las Operaciones de Tarjetas de Crédito de Instituciones Bancs, Establecimientos Comerciales u Otras Obligaciones en Dinero, 42 de la Ley de Instituciones del Sistema Financiero; 23 de la Ley de la Procuraduría General de la República; 6 y 13 Numeral 2 de su Ley Orgánica, en sesión realizada el 29 de septiembre de 1998, resolvió:
1. Aprobar el "REGLAMENTO DEL DECRETO 139-98 LEY REGULADORA DE LAS OPERACIONES DE TARJETAS DE CRÉDITO DE INSTITUCIONES BANCS, ESTABLECIMIENTOS COMERCIALES U OTRAS OBLIGACIONES EN DINERO", en los términos siguientes:

REGLAMENTO DEL DECRETO No. 139-98 LEY REGULADORA DE LAS OPERACIONES DE TARJETAS DE CRÉDITO DE INSTITUCIONES BANCS, ESTABLECIMIENTOS COMERCIALES U OTRAS OBLIGACIONES EN DINERO

CAPÍTULO I

OBJETO Y ALCANCE

Artículo 1.- El presente Reglamento regula las operaciones realizadas mediante la utilización de tarjetas de crédito emitidas por las instituciones del Sistema Financiero Nacional.

No se incluyen dentro de los alcances del presente Reglamento, las tarjetas de crédito emitidas por empresas mercantiles para ser usadas, en forma restringida, por sus clientes y en sus propios establecimientos.

Artículo 2.- Las disposiciones del presente Reglamento son de aplicación a las instituciones bancs, sociedades financieras y demás sociedades mercantiles autorizadas por el Banco Central de Honduras, para la emisión y administración de tarjetas de crédito; asimismo son aplicables a los establecimientos comerciales afiliados, en lo que concierne a las operaciones de crédito mediante tarjeta.

CAPÍTULO II

DE LAS TARJETAS DE CRÉDITO

Artículo 3.- Las tarjetas de crédito se emitirán a nombre de una persona natural o de una persona jurídica, con carácter de intransferible y deberán contener la siguiente información mínima:

a) Distintivo de tarjetas de crédito.
b) Denominación de la institución financiera que emite la tarjeta de crédito.
c) Numeración codificada de la tarjeta de crédito.
d) Nombre y firma del titular de la tarjeta de crédito. Cuando se trate de tarjetas de crédito emitidas a nombre de personas jurídicas, deberá adicionarse el nombre y firma de la persona natural autorizada para ser usuario de ella.
e) Fecha de vencimiento.
f) Indicación expresa del ámbito geográfico de validez de la tarjeta de crédito, en el país o en el exterior, según corresponda. En caso de no figurar tal indicación, se presumirá que tiene validez internacional.
g) Monto máximo autorizado, el cual puede ser consignado en clave. Podrá prescindirse de esta indicación, cuando se fijen límites por consumo, ventas o servicios con los establecimientos afiliados.

Las tarjetas de crédito podrán incluir códigos, claves, impresiones fotográficas y demás características técnicas que permitan su adecuada utilización en los establecimientos afiliados, así como cuando operen con cajeros automáticos u otros dispositivos electrónicos.

CAPÍTULO III

DEL CONTRATO DE APERTURA DE CRÉDITO Y CONDICIONES DE EMISIÓN DE LAS TARJETAS DE CRÉDITO

Artículo 4.- Dentro del territorio nacional sólo podrán emitir tarjetas de crédito de uso general, las instituciones financieras sujetas a la jurisdicción de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros, previa autorización del Banco Central de Honduras.

Artículo 5.- Las instituciones financieras a que se refiere el artículo anterior, sólo celebrarán contratos de tarjetas de crédito con sus clientes que lo soliciten por escrito, siempre que como resultado de la correspondiente evaluación crediticia, calificación de su capacidad de pago, solvencia moral y económica, la institución financiera apruebe la correspondiente solicitud en forma previa a la emisión de la tarjeta de crédito.

Artículo 6.- Las instituciones financieras emisoras de tarjetas de crédito se encuentran obligadas a comunicar a sus clientes que soliciten tarjetas de crédito, el monto de los cargos y gastos a que estarán sujetos, debiéndoles informar previamente las vciones que se efectuarán sobre los mismos, bajo pena de no ser aplicables dichas vciones que no hayan sido comunicadas en la forma prevista en el presente artículo.

Artículo 7.- El plazo de vigencia de las tarjetas de crédito no podrán exceder de tres (3) años, pudiéndose acordar plazos de vencimiento menores, con renovaciones condicionadas al resultado de la evaluación de la institución financiera emisora sobre el desarrollo, rendimiento, manejo y uso regular de la tarjeta de crédito por parte del titular o usuario. Estas evaluaciones deben ser efectuadas cuando menos una vez cada doce (12) meses y previamente a la fecha de término pactada, en los casos de renovación.

Artículo 8.- Las instituciones financieras, al momento de aprobar los créditos bajo la modalidad de tarjetas de crédito, deberán cuidar que los montos máximos autorizados y los plazos de cancelación o amortización guarden relación con la capacidad de pago del cliente.

Artículo 9.- Las tarjetas de Crédito adicionales a la Tarjeta Principal, sólo podrán emitirse ante expresa autorización del titular del contrato y tendrán las mismas características y limitaciones de aquella, conformando todas ellas una sola unidad de riesgo.

 

CAPÍTULO IV

DE LOS INTERESES Y CARGOS EN LAS OPERACIONES DE TARJETAS DE CRÉDITO

Artículo 10.- Para los efectos del presente Reglamento, forman parte de la tasa de interés los cargos por servicio del crédito, comisiones y cualquier otra suma que reciba el acreedor en exceso del saldo o monto del crédito, excluyendo los seguros y los cargos por emisión o renovación de las tarjetas de crédito.

Artículo 11.- En las operaciones de financiamiento con tarjetas de crédito, las tasas de interés, cargos por servicio y comisiones serán determinadas en función de las condiciones prevalecientes en el mercado financiero. No podrá aplicarse una tasa de interés que exceda en más de seis (6) puntos la tasa activa promedio del Sistema Bancario nacional en el mes inmediatamente anterior. Asimismo, el interés moratorio no podrá ser mayor del dos por ciento (2%) anual y será aplicable únicamente sobre el pago mínimo mensual no cubierto por el titular de la tarjeta.

Artículo 12.- Las instituciones financieras emisoras de tarjetas de crédito, registrarán mensualmente en el Banco Central de Honduras, con cinco (5) días de anticipación a su vigencia, la tasa de interés que aplicarán por el uso de la tarjeta de crédito durante el siguiente mes. Asimismo, publicarán esta información, en las fechas que el Banco Central de Honduras lo indique, en por lo menos dos (2) medios de comunicación escritos de mayor circulación en el país.

Artículo 13.- Cualquier vción de la tasa de interés y los cargos por servicios que se propongan efectuar las instituciones financieras emisoras de tarjetas de crédito, deberá ser comunicada a sus clientes en los respectivos estados de cuenta mensual.

Artículo 14.- Las instituciones financieras remitirán mensualmente a sus clientes titulares o usuarios de tarjetas de crédito, un estado de cuenta con el detalle de cargos y abonos efectuados en cada período de liquidación, el límite de crédito autorizado, el saldo pendiente al inicio del período y el saldo al final del mismo.

Además, se incluirá en dicho estado de cuenta la siguiente información:

a) La razón o denominación o el nombre comercial de los establecimientos afiliados con los que el usuario efectuó operaciones, consignando en forma individual los valores respectivos y la fecha en que se efectúo la transacción que generó el cargo;
b) La tasa de interés aplicado y, si lo hubiere, el interés moratorio, sobre los saldos correspondientes;
c) Los cargos por servicios aplicados, así como el período de gracia para evitar los cargos financieros;
d) El sistema de cálculo empleado para establecer los cargos que genere la operación de los créditos; y,
e) Las alternativas del monto y número de pagos a efectuar y su periodicidad.

El pago de los saldos contenidos en el aviso de cobro, independientemente de la alternativa de pago elegida por el usuario, no será impedimento para que el usuario pueda impugnar total o parcialmente los estados de cuenta ante el Emisor. La ausencia de observaciones durante los diez (10) días calendario posteriores a la fecha de vencimiento de los estados de cuenta producen presunción de exactitud en estos.

Artículo 15.- Los intereses se aplicarán únicamente sobre los saldos insolutos del crédito concedido y no se admitirá cobro alguno por concepto de línea de crédito no utilizada. Los intereses vencidos no serán objeto de capitalización.

Artículo 16.- En caso de transacciones en que los cargos originen conversiones de moneda extranjera a nacional o viceversa, se aplicará el tipo de cambio de referencia vigente en el sistema interbancario a la fecha de pago.

 

CAPÍTULO V

DE LA EQUIDAD EN LAS ESTIPULACIONES DE LOS CONTRATOS DE TARJETAS DE CRÉDITO

Artículo 17.- No producirán efecto alguno en los contratos de adhesión relacionados con las tarjetas de crédito que emitan las instituciones del Sistema Financiero, las cláusulas o estipulaciones que:

 

a) Otorguen a una de las partes la facultad de dejar sin efecto o modificar a su solo arbitrio el contrato o de suspenderlo unilateralmente; salvo cuando la capacidad crediticia del tarjetahabiente o acreditado se deteriore o éste incurra y persista en situación de mora, casos estos en los cuales el emisor podrá suspender o cancelar el contrato;
b) Establezcan incrementos, cargos o recargos por parte del acreedor a futuro, salvo que los mismos correspondan a prestaciones adicionales que sean susceptibles de ser aceptadas o rechazadas en cada caso, sin perjuicio de observar y respetar las disposiciones sobre comunicación previa de vciones, conforme a lo establecido en el presente Reglamento.
c) Atribuyan a los usuarios de la tarjeta de crédito los efectos de deficiencias, omisiones, negligencias o errores administrativos, no imputables a ellos.
d) Inviertan la carga de la prueba en perjuicio del usuario;
e) Incorporen el cobro de cualquier tasa o cargo por servicios, salvo el pago periódico por afiliación o membresía; y,
f) Exijan al tarjetahabiente la suscripción de títulos en blanco para garantizar el pago de saldos insolutos futuros.

Artículo 18.- Los contratos de adhesión relativos a las actividades regidas por el presente Reglamento, deberán estar suscritos de modo legible y en idioma Español, salvo aquellas palabras de otro idioma que hayan sido incorporadas al léxico para su uso. Las cláusulas que no cumplan con dicho requisito no producirán efecto alguno respecto al usuario de la tarjeta de crédito.

No obstante lo previsto en el párrafo anterior, tendrán validez los contratos redactados en idioma distinto del Español, cuando el usuario lo acepte expresamente, mediante su firma en un documento escrito en idioma Español anexo al Contrato y quede en su poder un ejemplar del Contrato en español, el que primará en caso de dudas, para todos los efectos legales.

Artículo 19.- Tan pronto el usuario firme el Contrato, el emisor deberá entregarle un ejemplar íntegro suscrito por las partes. Si no fuese posible hacerlo en el acto por carecer de alguna firma, se entregará de inmediato una copia al usuario con la constancia de ser fiel al original suscrito por éste. La copia así entregada se tendrá por el texto fidedigno de lo pactado, para todos los efectos legales.

 

CAPÍTULO VI

DE LOS CONTRATOS CON LOS ESTABLECIMIENTOS AFILIADOS

Artículo 20.- Las instituciones financieras emisoras de tarjetas de crédito celebrarán contratos con los establecimientos afiliados, mediante los cuales éstos se comprometen a recibir ordenes de pago suscritas por los titulares o usuarios de las tarjetas de crédito, a cargo de la institución financiera emisora, por el importe de los bienes y servicios suministrados dentro del país o del exterior, de ser el caso.

Artículo 21.- En los contratos referidos en el Artículo anterior, las instituciones financieras se comprometen a pagar a los establecimientos afiliados, en la forma que hayan convenido y en la moneda que corresponda, el importe de las Ordenes de Pago válidamente emitidas, de acuerdo a las formalidades y condiciones acordadas por las partes, dentro del marco del presente Reglamento, menos la comisión pactada a favor de la institución financiera emisora de la tarjeta de crédito.

Artículo 22.- En los contratos que las instituciones financieras emisoras de tarjetas de crédito suscriban con los establecimientos afiliados, deberán incluir como obligaciones de los mismos:

a) Verificar que la tarjeta de crédito esté en vigencia.
b) Comprobar que la firma del usuario en la Orden de Pago sea idéntica a la que figura en la tarjeta de crédito.
c) Sujetarse, en cada venta o prestación de servicios, al monto máximo autorizado para cada transacción.
d) Verificar que la tarjeta de crédito del usuario no figure en la relación de tarjetas anuladas o suspendidas, según el último listado o información recibida.
e) Vender los productos o servicios a los mismos precios establecidos para sus operaciones al contado.
f) Otros procedimientos que la institución financiera emisora considere convenientes para la seguridad y adecuado uso de las tarjetas de crédito, conforme a las disposiciones del presente Reglamento y normas legales aplicables.

Artículo 23.- Los establecimientos afiliados podrán aceptar que los usuarios de la tarjeta de crédito hagan uso de ella para obtener dinero en efectivo, en los términos que hayan pactado en los contratos respectivos con las instituciones financieras emisoras de las tarjetas de crédito.

 

CAPÍTULO VII

DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 24.- En caso de extravío o sustracción de la tarjeta de crédito, el titular de la misma, bajo su responsabilidad, deberá comunicar de inmediato estos hechos a la institución financiera emisora. En tales casos, la respectiva institución financiera emisora anulará la tarjeta de crédito y dará aviso inmediato de tal situación a los establecimientos afiliados.

Artículo 25.- En los casos de anulación de tarjetas de crédito por causas distintas a las señaladas en el Artículo anterior, así como cuando se expidan duplicados o nuevas tarjetas en reemplazo de las deterioradas o como consecuencia de la resolución por incumplimiento de las cláusulas del contrato de tarjeta de crédito, las instituciones financieras emisoras procurarán la devolución física de la tarjeta anulada o sustituida o responsabilizarán a los titulares y usuarios de su destrucción, debiendo comunicar a los establecimientos afiliados la invalidez de las tarjetas de crédito sustituidas o anuladas antes del término de su vigencia.

 

Artículo 26.- Las instituciones financieras podrán celebrar los contratos que sean necesarios para su afiliación o incorporación a sistema de tarjetas de crédito de uso en el exterior, sujetándose al efecto, a los usos y costumbres internacionales y a las disposiciones del presente Reglamento.

 

Artículo 27.- El incumplimiento de las disposiciones contenidas en el Decreto Ley 139-98, así como las del presente reglamento, dará lugar a la imposición de sanciones prescritas en los Artículos 68 y 69 de la Ley de Instituciones del Sistema Financiero, sin perjuicio de otras sanciones aplicables contenidas en las demás leyes del país.

 

Artículo 28.- Cualquier situación no prevista en las disposiciones del presente Reglamento, será resuelta por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros, conforme a sus atribuciones.

 

VIGENCIA

Artículo 29.- El presente Reglamento entrará en vigencia en la fecha de su publicación en el Diario Oficial La Gaceta."

Atentamente,

 

Fernando Vega M.

Edgardo Zúniga C.

Presidente

Secretario a.i.