24 de marzo de 1998

 

CIRCULAR ENVIADA AL

SISTEMA FINANCIERO

 CIRCULAR CNBS No.001/98

 Estimados señores:

Me permito transcribir a usted, la Resolución adoptada por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros, que literalmente dice:

 "RESOLUCIÓN No.080/10-03-98.- La Comisión Nacional de Bancos y Seguros,

CONSIDERANDO: Que la Ley de Instituciones del Sistema Financiero (Decreto No.170-95), en su Título Tercero, Capítulo Unico, establece el régimen de sanciones aplicables en caso de verificarse transgresiones a las normas y disposiciones que regulan la actividad de las instituciones financieras en el país.
CONSIDERANDO: Que en dicho régimen existen sanciones que implican multas por montos definidos y frente a las cuales no cabe efectuar análisis, evaluaciones o interpretaciones de ninguna índole, sino la aplicación de la norma legal en su texto.
CONSIDERANDO: Que también existe en la ley un grupo de sanciones que conllevan multas que tienen un monto mínimo y un monto máximo, y otro grupo sólo con monto impositivo máximo, en cuyos casos, para efectos de su aplicación, es indispensable hacer esfuerzos de análisis de los hechos previos, concurrentes y posteriores a la infracción y una evaluación de circunstancias, que lleven a determinar, con la mayor equidad, justicia y objetividad posibles, la gradualidad de las sanciones y multas.
CONSIDERANDO: Que para aquellas sanciones y multas que carecen de un monto fijo o preestablecido, la parte final del Artículo 70 de la Ley de Instituciones del Sistema Financiero dispone: "En la aplicación de las multas a que se refiere el presente Capítulo se tendrán en cuenta las circunstancias atenuantes o agravantes que contemple el reglamento que sobre la materia emitirá la Comisión".
POR TANTO: Con fundamento en lo establecido en los Artículos 4 y 70 de la Ley de Instituciones del Sistema Financiero, 6, 13 y 14 de su Ley Orgánica, en sesión celebrada el 10 de marzo de 1998, resolvió aprobar el siguiente:
REGLAMENTO DE LAS SANCIONES APLICABLES A LAS INSTITUCIONES DEL SISTEMA FINANCIERO
I. DISPOSICIONES GENERALES
  El presente Reglamento establece las circunstancias, criterios y situaciones en general que pudieran atenuar o, en su caso, agravar la responsabilidad de las instituciones financieras y que deben tenerse en cuenta por parte de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros - en adelante denominada La Comisión para los efectos de determinar, con la mayor equidad, justicia y objetividad posibles, la gradualidad de las sanciones y multas cuyo monto no se encuentre fijado en la ley, en los casos de verificarse infracciones a las disposiciones legales y normativas por parte de las referidas instituciones financieras:
  Las normas del presente Reglamento se sustentan jurídicamente en las disposiciones contenidas en los Artículos 94 y 95 de la Constitución de la República; en el Artículo 13, Numeral 14 de la Ley de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (Decreto No.155-95); en el Capítulo Unico del Título Tercero de la Ley de Instituciones del Sistema Financiero (Decreto No.170-95) y en la Ley de Procedimiento Administrativo (Decreto No.152-87).
  1) La Comisión es la única autoridad competente para imponer sanciones y multas a las instituciones financieras, por infracciones e incumplimientos verificados a las disposiciones legales y normativas de naturaleza banc y financiera que las rigen.
  2) No se impondrá ninguna sanción o multa que no se encuentre establecida previamente en la Ley y, en aquellos casos en que la Ley atribuya a la Comisión potestades discrecionales, se procederá dentro de los límites de las mismas y en función del fin disuasivo-sancionador para el que han sido atribuidas.
  3) No podrá aplicarse sanción alguna sin haber notificado al presunto infractor de los cargos imputados y haberle conferido el derecho a ser oído y a presentar pruebas de descargo, conforme a Ley.
  4) Las sanciones y multas a las instituciones financieras sólo se impondrán mediante Resolución motivada adoptada por la Comisión, conforme a lo dispuesto en el Artículo 8 de su Ley Orgánica y deberán sustentarse en los hechos y antecedentes que le sirven de causa, apreciados según las reglas de la sana crítica y equidad y en las normas del derecho sustantivo aplicable en cada caso.
II. ALCANCE
  1. Quedan comprendidas dentro del ámbito de aplicación del presente Reglamento las instituciones del Sistema Financiero a que se refiere el Artículo 3 de la Ley de Instituciones del Sistema Financiero; las sucursales o agencias de instituciones financieras extranjeras autorizadas a operar en el país, así como las oficinas de representación establecidas en el país.
  2. Quedan comprendidos, igualmente, los consejeros o directores de las referidas instituciones, los comisarios, así como sus gerentes, representantes legales, empleados y todas aquellas personas naturales y jurídicas pasibles de la aplicación de sanciones por parte de la Comisión.
III. DISPOSICIONES ESPECÍFICAS
  1. En el caso de verificarse la comisión, por parte de una institución financiera, de alguna infracción que se encuentre sancionada en la Ley con pena de multa, se fijará para dicha institución, inicialmente y como norma general, el monto mínimo de la respectiva multa.
  2. Si para la infracción a que se refiere el Numeral precedente sólo se hubiera establecido en la Ley el monto máximo de multa, se fijará para la institución infractora, inicialmente y como norma general, el veinte por ciento (20%) de dicho monto máximo.
IV. CIRCUNSTANCIAS AGRAVANTES
  Se consideran circunstancias agravantes y, en consecuencia, incrementan el monto de las multas fijadas inicialmente como norma general, las siguientes:
  a) La Reincidencia: Entendiéndose como tal, la acción u omisión que conlleve infringir una misma norma u obligación en un lapso no mayor de dos ejercicios financieros. En tal caso, se duplicará el monto de la multa aplicada como norma general.
  b) La Habitualidad: Entendiéndose como tal, el haber sido sancionado por la Comisión en más de tres oportunidades en un mismo ejercicio financiero, con penas de multa por infracciones de distinta naturaleza. En tal caso, la multa aplicada como norma general, se incrementará en un cincuenta por ciento (50%). En el caso de concurrir la reincidencia y la habitualidad, se aplicará únicamente la primera.
  c) La Intencionalidad: Si como consecuencia del análisis y evaluación de los hechos, se verificara que ha existido intención de cometer la infracción, retrasando sin causa justificada el registro de las operaciones en la contabilidad o valiéndose de artificios, astucia o engaño, se triplicará el monto de la multa fijada como norma general.
  d) El Ocultamiento: De comprobarse que la entidad infractora ha omitido intencionalmente los datos que la Comisión o el Banco Central le hubieren solicitado, los hubiere proporcionado falsos o hubiere elaborado o alterado documentos, registros o archivos, con la finalidad de ocultar, disimular o encubrir la infracción, se impondrá el monto máximo de la multa que corresponda.
  e) El Monto: En el caso que se pueda cuantificar o determinar el importe económico involucrado en la infracción, la multa fijada inicialmente como norma general se irá duplicando por cada cien mil Lempiras (L.100,000.00) o fracción mayor involucrados en la infracción, sin perjuicio de agregarse una multa adicional por el importe del beneficio indebido que la infracción le pudiera haber originado a la institución financiera.
  f) El Riesgo: Cuando la infracción verificada, bien sea por su monto, gravedad o por sus consecuencias previsibles, ponga en serio riesgo la estabilidad y solvencia de la institución financiera y los depósitos del público, se aplicará el máximo de la multa permitida por la Ley.
  g) Las Consecuencias: Igual sanción a la prevista en el literal precedente se aplicará si, como consecuencia directa de la infracción, la institución financiera debe ser sometida a alguna de las acciones preventivas, medida de intervención o liquidación previstas en el Título Cuarto de la Ley de Instituciones del Sistema Financiero.
  h) La Desobediencia: La omisión o la negativa a regularizar o corregir una infracción, dispuesta por la Comisión, conllevará la aplicación del monto máximo de la multa que corresponda.
V. CIRCUNSTANCIAS EXIMENTES
  Se considerarán circunstancias eximentes y, en consecuencia, justifican la comisión de la infracción y eximen de la respectiva sanción, las siguientes:
  a) Los Casos Fortuitos o de Fuerza Mayor: Entendiéndose por ello una situación ajena al control de la institución financiera, que no entrañe culpa o negligencia y que haya motivado la comisión de la infracción, tales como catástrofes naturales, accidentes, huelgas y supresión de servicios indispensables debidamente comprobados.
  b) El Acto Ordenado o Permitido por una Ley: Quedará exenta de responsabilidad la institución financiera que, por haber dado debido cumplimiento a una disposición legal, hubiere incurrido en alguna infracción de la normativa de naturaleza banc y financiera que la rige.
  c) La Obediencia Debida: Quedará igualmente exenta de responsabilidad, la institución financiera que incurriera en infracción de la normativa que la rige, por haber ejecutado un acto ordenado por una autoridad competente y siempre que tenga obligación de cumplirla.
  d) El Error Numérico: El error en las cifras será eximente de la infracción, siempre que de la valoración de los hechos se establezca que no se ha pretendido adulterar, falsear, encubrir u ocultar las cifras verdaderas y que, además, se proceda a su corrección y normalización, en un plazo no mayor de veinticuatro horas después de haberse detectado el error.
VI. CIRCUNSTANCIAS ATENUANTES
  Se considerarán circunstancias atenuantes y, en consecuencia, disminuyen la cuantía de la respectiva sanción, las siguientes:
  a) La Corrección y Normalización por Iniciativa Propia: En los casos en que la institución financiera, de motu propio o sin que medie requerimiento y apremio alguno, corrige y normaliza la infracción cometida y sus posibles efectos, podrá reducirse el importe de la multa al mínimo establecido por la Ley y, en caso de no existir monto mínimo, si la Comisión lo estimare procedente y se tratare de la primera vez, podrá sustituirse la sanción pecuni por la de amonestación escrita.
  b) El Reconocimiento Expreso y Promesa de Corrección: Cuando una institución financiera hubiere reconocido la comisión de una infracción detectada por la Comisión o por la Superintendencia y se comprometiera expresamente a su corrección y normalización en un plazo perentorio, podrá reducirse el monto de la correspondiente multa hasta en un cincuenta por ciento (50%). Si se tratara de infracciones que no tengan establecido monto mínimo de multa y no revistieran gravedad, podrá sustituirse la sanción pecuni por la de amonestación escrita.
  c) La Ausencia de Reincidencia y Habitualidad: En el caso de infracciones que no tengan establecido monto mínimo de multa y no revistan gravedad, cometidas por instituciones supervisadas en las que no se hayan presentado casos de reincidencia y habitualidad, la Comisión podrá sustituir, por una sola vez, la sanción pecuni por la de amonestación escrita.
VII. DISPOSICIONES FINALES
  1. La aplicación de las sanciones y multas se entiende sin perjuicio de la responsabilidad civil y penal a que hubiere lugar.
  2. Las sanciones se aplicarán a la institución supervisada, la que tendrá acción de repetición contra las personas responsables de la comisión de la infracción.
  3. La Comisión podrá publicar en sus correspondientes boletines, la relación de las sanciones impuestas, con indicación de la causal y el nombre de la institución sancionada.
  4. Con la finalidad de dar cumplimiento al Artículo 71 de la Ley de Instituciones del Sistema Financiero, la Comisión podrá referir el importe de las multas previstas en dicha Ley, a índices de reajuste automático u otro sistema similar que permita mantener la paridad del valor de las mismas.
  5. Contra las resoluciones de la Comisión en las que se impongan sanciones y multas, podrá interponerse el correspondiente Recurso de Reposición contemplado en la Ley de Procedimiento Administrativo, con lo que quedará agotada la vía administrativa.
  6. Lo no contemplado en las presentes normas será resuelto por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros.
VIII. VIGENCIA
  El presente Reglamento entrará en vigencia a partir de su publicación en el Diario Oficial La Gaceta."

Atentamente,

JUAN CARLOS PÉREZ CADALSO A.

Secretario a.i.