24 de septiembre de 1999  

Señores

SISTEMA FINANCIERO NACIONAL

Toda la República

CIRCULAR CNBS No.028/99

Estimados Señores:

Nos permitimos transcribir a ustedes, la Resolución adoptada por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros, que literalmente dice:

"RESOLUCIÓN No.386/24-08-99.- La Comisión Nacional de Bancos y Seguros,

 

CONSIDERANDO:

Que el Congreso Nacional de la República, mediante Decreto No.293-98 del 30 de noviembre de 1998 publicado en el Diario Oficial "La Gaceta" del día 15 de febrero de 1999, con el número 28.792, reformó los Artículos 4; 5; 6; 7 numerales 1), 4) y 5); 8; 14 y 15, asimismo derogó el Artículo 13 de la Ley Reguladora para las Operaciones de Tarjetas de Crédito de Instituciones Bancs, Establecimientos Comerciales u otras obligaciones en dinero, contenida en el Decreto No.139-98 del 19 de mayo de 1998.

CONSIDERANDO:

Que la Comisión Nacional de Bancos y Seguros mediante Resolución 395/29-09-98 aprobó el "Reglamento del Decreto No.139-98 Ley Reguladora de las Operaciones de Tarjetas de Crédito de Instituciones Bancs, establecimientos Comerciales u Otras Obligaciones en Dinero".

CONSIDERANDO:

Que es facultad del Banco Central de Honduras autorizar a las demás sociedades mercantiles para que puedan emitir tarjetas de crédito.

CONSIDERANDO:

Que el crédito que se transa mediante la utilización de tarjetas de crédito, es de alto riesgo.

CONSIDERANDO:

Que es necesario introducir reformas al Reglamento mencionado para adecuarlo al nuevo texto de la Ley.

POR TANTO:

Con fundamento en la Ley Reguladora de las Operaciones de Tarjetas de Crédito de Instituciones Bancs, Establecimientos Comerciales u Otras Obligaciones en Dinero; y al tenor de su Ley Orgánica, en sesión celebrada el 24 de agosto de 1999, resuelve:

I. Reformar los Artículos 1, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 10, 11, 12, 13, 14, 15, 17, 20, 21, 22, 23, 24, 25, 26, 27 y 28 del Reglamento del Decreto 139-98, Ley Reguladora de las operaciones de tarjetas de crédito de Instituciones Bancs, Establecimientos Comerciales u otras obligaciones en dinero, aprobado por Resolución No.395/29-09-98 publicado en el Diario Oficial "La Gaceta" del día 31 de octubre de 1998 con número 28.703; adicionar a dicho Reglamento los Artículos 29 y 30; todo lo cual se leerá así:

CAPÍTULO I

OBJETO Y ALCANCE

ARTÍCULO 1: El presente Reglamento tiene por objeto regular las operaciones realizadas mediante la utilización de tarjetas de crédito emitidas por las Instituciones Bancs, Financieras y las demás Sociedades Mercantiles que sean debidamente autorizadas por el Banco Central de Honduras.

El presente Reglamento, no regula las tarjetas de crédito emitidas por empresas mercantiles para ser usadas, en forma restringida, por sus clientes y en sus propios establecimientos.

CAPÍTULO II

DE LAS TARJETAS DE CRÉDITO

ARTÍCULO 3: Las tarjetas de crédito se emitirán a nombre de una persona natural o de una persona jurídica, con carácter de intransferible y deberán contener la siguiente información mínima:
a) Derogado.
b) Denominación de la institución financiera que emite la tarjeta de crédito.
c) Numeración codificada de la tarjeta de crédito.
d) Nombre y Firma de la persona autorizada para ser usuario de la tarjeta de crédito.
e) Fecha de vencimiento.
f) Indicación expresa del ámbito geográfico de validez de la tarjeta de crédito, en el país o en el exterior, según corresponda. En caso de no figurar tal indicación, se presumirán que tiene validez internacional.
g) Las tarjetas de crédito podrán incluir, códigos, claves, impresiones fotográficas y demás características técnicas que permitan su adecuada utilización en los establecimientos afiliados, así como cuando operen con cajeros automáticos u otros dispositivos electrónicos.

CAPÍTULO III

DEL CONTRATO DE APERTURA DE CRÉDITO Y CONDICIONES DE EMISIÓN DE LAS TARJETAS DE CRÉDITO

ARTÍCULO 4: Dentro del territorio nacional sólo podrán emitir tarjetas de crédito de uso general, las Instituciones Bancs, Financieras y las demás Sociedades Mercantiles debidamente autorizadas por el Banco Central de Honduras.
ARTÍCULO 5: Las Instituciones Financieras y las Sociedades Mercantiles a que se refiere el artículo anterior, sólo celebrarán contratos de tarjetas de crédito con sus clientes que lo soliciten por escrito, siempre que como resultado de la correspondiente evaluación crediticia, calificación de su capacidad de pago, solvencia moral y económica, la institución financiera o sociedad mercantil apruebe la correspondiente solicitud en forma previa a la emisión de la tarjeta de crédito.
ARTÍCULO 6: Las Instituciones Financieras y las Sociedades Mercantiles emisoras de tarjetas de crédito se encuentran obligadas a comunicar a sus clientes que soliciten tarjetas de crédito, el monto de los cargos y gastos a que estarán sujetos, debiéndoles informar previamente las vciones que se efectuarán sobre los mismos, bajo pena de no ser aplicables dichas vciones que no hayan sido comunicadas en la forma prevista en el presente Artículo.
ARTÍCULO 7: El plazo de vigencia de las tarjetas de crédito no podrá exceder de tres (3) años, pudiéndose acordar plazos de vencimiento menores, con renovaciones condicionadas al resultado de la evaluación del emisor sobre el desarrollo, rendimiento, manejo y uso regular de la tarjeta de crédito por parte del titular o usuario. Estas evaluaciones deben ser efectuadas cuando menos una vez cada doce (12) meses y previamente a la fecha de término pactada, en los casos de renovación.
ARTÍCULO 8: Las Instituciones Financieras y las Sociedades Mercantiles emisoras de tarjetas de crédito, al momento de aprobar los créditos, deberán cuidar que los montos máximos autorizados y los plazos de cancelación o amortización guarden relación con la capacidad de pago del cliente.

CAPÍTULO IV

DE LOS INTERESES Y CARGOS EN LAS OPERACIONES DE TARJETA DE CRÉDITO

ARTÍCULO 10: Derogado.

ARTÍCULO 11: En las operaciones de financiamiento con tarjetas de crédito, las tasas de interés, serán determinadas tomando en cuenta las condiciones prevalecientes en el mercado financiero, no podrá aplicarse una tasa de interés al tarjetahabiente, que exceda más de seis (6) puntos por encima de la tasa máxima activa promedio, prevaleciente en el sistema Bancario Privado y las Sociedades Financieras y Sociedades Mercantiles supervisadas por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros y que para tal fin califique el Banco Central de Honduras.

Esta tasa se calculará sobre saldos insolutos.

Asimismo, el interés moratorio no podrá ser mayor del dos por ciento (2%) anual y será aplicable únicamente sobre el pago mínimo mensual no cubierto por el titular de la tarjeta.

Para el cálculo de la tasa máxima activa promedio, no se tomará en cuenta aquellas tasas máximas activas que apliquen los bancos privados y las Sociedades Financieras y Sociedades Mercantiles autorizadas en sus respectivas operaciones de crédito por medio de tarjetas, si las tuvieran.

ARTÍCULO 12: Los emisores de tarjetas de crédito, registrarán mensualmente en el Banco Central de Honduras, con cinco (5) días de anticipación a su vigencia, la tasa de interés que aplicarán por el uso de la tarjeta de crédito durante el siguiente mes. Asimismo, publicarán esta información, en las fechas que el Banco Central de Honduras lo indique, en por los menos dos (2) medios de comunicación escritos de mayor circulación en el país.

ARTÍCULO 13: Cualquier vción de la tasa de interés y los cargos por servicios que se propongan efectuar los emisores de tarjetas de crédito, deberá ser comunicada a sus clientes en los respectivos estados de cuenta mensual.

ARTÍCULO 14: Los emisores de tarjetas, remitirán mensualmente a solicitud de sus clientes titulares o usuarios de tarjetas de crédito, un estado de cuenta con el detalle de cargos y abonos efectuados en cada período de liquidación, el límite de crédito autorizado, el saldo pendiente al inicio del período y el saldo final del mismo.

Además, se incluirá en dicho estado de cuenta la siguiente información:

a)

La razón o denominación o el nombre comercial de los establecimientos afiliados con los que el usuario efectuó operaciones, consignando en forma individual los valores respectivos y la fecha en que se efectuó la transacción que generó el cargo;

b)

La tasa de interés aplicado y, si lo hubiere, el interés moratorio, sobre los saldos correspondientes;

c)

Los cargos por servicios aplicados, así como el período de gracia para evitar los cargos financieros;

d)

El sistema de cálculo empleado para establecer los cargos que genere la operación de los créditos; y,

e)

Las alternativas del monto y número de pagos a efectuar y su periodicidad.

El pago de los saldos contenidos en el aviso de cobro, independientemente de la alternativa de pago elegida por el usuario, no será impedimento para que el usuario pueda impugnar total o parcialmente los estados de cuenta ante el Emisor. La ausencia de observaciones durante los diez (10) días calendario posteriores a la fecha de vencimiento de los estados de cuenta producen presunción de exactitud en éstos.

ARTÍCULO 15: Derogado.

CAPÍTULO V

DE LA EQUIDAD EN LAS ESTIPULACIONES DE LOS CONTRATOS DE TARJETAS DE CRÉDITO

ARTÍCULO 17: No producirán efecto alguno en los contratos de adhesión relacionados con las tarjetas de crédito que emitan los emisores, las cláusulas o estipulaciones que:
a) Dejen sin efecto, las modifiquen o declaren en suspenso a voluntad de una de las partes sin previo consentimiento de la otra, salvo por causa justificada en el caso previsto en el artículo No. 752 del Código de Comercio o cuando la capacidad crediticia del tarjetahabiente o acreditado se deteriore o éste incurra en situación de mora, fraude, dolo o uso indebido de la tarjeta de crédito, casos éstos en los cuales el emisor podrá suspender o cancelar el contrato de inmediato.
Sin embargo, el contrato podrá ser denunciado por el emisor o cuentahabiente sin necesidad de justificar la causa, dando un preaviso de treinta (30) días calendario.
b) Establezcan incrementos, cargos o recargos por parte del acreedor a futuro, salvo que los mismos correspondan a prestaciones adicionales que sean susceptibles de ser aceptadas o rechazadas en cada caso, sin perjuicio de observar y respetar las disposiciones sobre comunicación previa de vciones, conforme a lo establecido en el presente Reglamento.
c) Atribuyan a los usuarios de la tarjeta de crédito los efectos de deficiencias, omisiones, negligencias o errores administrativos, no imputables a ellos.
d) Las que inviertan la carga de la prueba.
e) Las que incorporen el cobro de cualquier cargo por servicios no pactado o no aceptado por el tarjetahabiente.
f) Exijan al tarjetahabiente la suscripción de títulos en blanco para garantizar el pago de saldos insolutos futuros.

CAPÍTULO VI

DE LOS CONTRATOS CON LOS ESTABLECIMIENTOS AFILIADOS

ARTÍCULO 20: Los emisores de tarjetas de crédito celebrarán contratos con los establecimientos afiliados, mediante los cuales éstos se comprometen a recibir órdenes de pago suscritas por los titulares o usuarios de las tarjetas de créditos, a cargo del emisor, por el importe de los bienes y servicios suministrados dentro del país o del exterior, de ser el caso.
ARTÍCULO 21: En los contratos referidos en el artículo anterior, los emisores de tarjetas de crédito se comprometen a pagar a los establecimientos afiliados, en la forma que hayan convenido y en la moneda que corresponda, el importe de las ordenes de pago válidamente emitidas, de acuerdo a las formalidades y condiciones acordadas por las partes, dentro del marco del presente reglamento, menos la comisión pactada a favor del emisor de la tarjeta de crédito y las deducciones de valores pagados por el emisor en forma indebida al establecimiento.
ARTÍCULO 22: En los contratos que los emisores de tarjetas de crédito suscriban con los establecimientos afiliados, deberán incluir como obligación de los mismos:
a) Verificar que la tarjeta de crédito esté en vigencia.
b) Comprobar que la firma del usuario en la Orden de Pago sea idéntica a la que figura en la tarjeta de crédito.
c) Sujetarse, en cada venta o prestación de servicios, al monto máximo autorizado para cada transacción.
d) Verificar que la tarjeta de crédito del usuario no figure en la relación de tarjetas anuladas o suspendidas, según el último listado o información recibida.
e) Vender los productos o servicios a los mismos precios establecidos para sus operaciones al contado.
f) Otros procedimientos que el emisor de la tarjeta considere convenientes para la seguridad y adecuado uso de las tarjetas de crédito, conforme a las disposiciones del presente reglamento y normas aplicables.
ARTÍCULO 23: Los establecimientos afiliados podrán aceptar que los usuarios de las tarjetas de crédito hagan uso de ella para obtener el bien o servicio que el establecimiento afiliado vende; y que puedan obtener dinero en efectivo, solamente en los establecimientos autorizados para tal fin, como ser: cajeros automáticos, instituciones bancs y financieras autorizadas por el emisor.

CAPÍTULO VII

DISPOSICIONES GENERALES

ARTÍCULO 24: En caso de extravío o sustracción de la tarjeta de crédito, el titular o usuario de la misma, bajo su responsabilidad, deberá comunicar de inmediato estos hechos al emisor de la tarjeta de crédito. En tales casos, el emisor anulará la tarjeta de crédito.
ARTÍCULO 25: En los casos de anulación de tarjetas de crédito por causas distintas a las señaladas en el artículo anterior, así como cuando se expidan duplicados o nuevas tarjetas en reemplazo de las deterioradas o como consecuencia de la resolución por incumplimiento de las cláusulas del contrato de tarjeta de crédito, los emisores procurarán la devolución física de la tarjeta anulada o sustituida o responsabilizarán a los titulares y usuarios de su destrucción.
ARTÍCULO 26: Los emisores de tarjetas de crédito podrán celebrar los contratos que sean necesarios para su afiliación o incorporación a sistema de tarjetas de crédito de uso en el exterior, sujetándose al efecto, a los usos y costumbres internacionales y las disposiciones del presente Reglamento.
ARTÍCULO 27: El incumplimiento de las disposiciones contenidas en el Decreto No.139-98, las reformas contenidas en el Decreto No.293-98, así como las del Reglamento del Decreto 139-98, Resolución No.395/29-09-98 y sus reformas contenidas en el presente Reglamento, serán sancionadas conforme a lo establecido en la Ley de Instituciones del Sistema Financiero en lo pertinente, sin perjuicio de otras sanciones aplicables y contenidas en las demás Leyes del país.
ARTÍCULO 28: Cualquier situación no prevista en las disposiciones del presente Reglamento y sus reformas; la Ley según Decreto No.139-98 y sus reformas, según Decreto No.293-98, les serán aplicables las disposiciones generales del Código de Comercio que regulan las obligaciones, actos y contratos mercantiles y especialmente las relativas al contrato de apertura de crédito.
ARTÍCULO 29: Si se cumple con lo previsto en el Artículo 104 de la Ley de Instituciones del Sistema Financiero, las obligaciones provenientes del contrato celebrado entre las instituciones emisoras o las demás sociedades mercantiles emisoras de tarjetas de crédito y el tarjetahabiente, tendrán fuerza ejecutiva.
En el caso de las sociedades mercantiles emisoras, el estado de cuenta certificado por el contador de la misma sociedad, hará fe en juicio, salvo prueba en contrario, para la determinación del saldo a cargo en los clientes deudores, los documentos de crédito, así como el estado de cuenta certificado, serán títulos ejecutivos. Sin necesidad de reconocimiento de firma ni de otro requisito previo alguno.
ARTÍCULO 30: La reserva de cuentas incobrables por los créditos otorgados con tarjetas de crédito de las sociedades mercantiles emisoras de tarjetas de crédito de uso general, se sujetarán a la Circular de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros No.020/99, Resolución No.257/08-06-99 y al Artículo No.33 del Decreto No.170-95, reformado por el Decreto No.197-96 del 17 de diciembre de 1996, publicado en el Diario Oficial "La Gaceta" No. 28.211 del 14 de marzo de 1997.
II. Las reformas y adiciones al "REGLAMENTO DEL DECRETO No.139-98-LEY REGULADORA DE LAS OPERACIONES DE TARJETAS DE CRÉDITO DE INSTITUCIONES BANCS, ESTABLECIMIENTOS COMERCIALES U OTRAS OBLIGACIONES EN DINERO.", contenido en la Resolución 395/29-09-98, publicado en el Diario Oficial "La Gaceta" No.28703 del 31 de octubre de 1998, entrará en vigencia a partir del día de su publicación en el Diario Oficial "La Gaceta"."
Atentamente,

GONZALO CS PINEDA

JOSE ORLANDO MORENO

Presidente

Secretario