02 de mayo de 2002

SISTEMA FINANCIERO

Toda la República

CIRCULAR CNBS No.031/2002

Señores:
Nos permitimos transcribir a ustedes, la Resolución aprobada por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros, que literalmente dice:
“RESOLUCIÓN No.337/30-04-2002.-  La Comisión Nacional de Bancos y Seguros,
CONSIDERANDO: Que esta Comisión, con fundamento en las disposiciones del Artículo 31 de la Ley de Instituciones del Sistema Financiero y en las normas y prácticas internacionales sobre la materia, ha emitido las “NORMAS PARA LA ADECUACIÓN DEL CAPITAL DE LOS BANCOS, ASOCIACIONES DE AHORRO Y PRÉSTAMO Y SOCIEDADES FINANCIERAS” contenidas en la Resolución No.310/13-07-99.
CONSIDERANDO:   Que de conformidad con las normas apuntadas, se consideran como Recursos computables para efectos del Índice de Adecuación de Capital de las Instituciones del Sistema Financiero, las Deudas Subordinadas emitidas por las mismas con la previa autorización de la Comisión.
CONSIDERANDO: Que resulta necesario que la Comisión establezca los criterios básicos que deberán observar las Instituciones del Sistema Financiero, mediante las cuales se precisen las modalidades y características que deben reunir dichas obligaciones para obtener la autorización de la Comisión a que se refiere dicha normativa, y ser consideradas en el cálculo del índice de solvencia patrimonial o de adecuación del capital.
POR TANTO:   Con fundamento en los Artículos 13 numerales 1) y 2), y 14 numeral 2) de la Ley de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros; 31 de la Ley de Instituciones del Sistema Financiero; y, Resolución No.310/13-07-99 de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros; en sesión del 30 de abril de 2002, resuelve:
1. 

Aprobar los criterios básicos bajo los cuales la Comisión Nacional de Bancos y Seguros autorizará la emisión o contratación de Deuda Subordinada por parte de las Instituciones del Sistema Financiero, de conformidad con las Normas para la Adecuación del Capital emitidas por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros, que se especifican a continuación.

Sin perjuicio de las demás disposiciones legales aplicables a la Deuda Subordinada, la autorización, emisión o contratación de Deuda Subordinada por parte de las Instituciones del Sistema Financiero se regirá por las siguientes disposiciones:

1.1 Se entenderá por Deuda Subordinada, aquella obligación en dinero, cuyo pago de principal e intereses se ubica en un orden de prelación inferior al de las demás obligaciones de la institución emisora, y se documenta mediante instrumentos representativos de Deuda Subordinada o mediante Contratos de Deuda Subordinada, que cumplan con las condiciones o características detalladas en el numeral 1.2.2 de esta Resolución.
1.2 Cuando en el texto de esta Resolución se empleen los términos siguientes, tendrán los significados que a continuación se expresan:
1.2.1  Deuda Subordinada Convertible en Acciones: Es aquella que a la fecha de su vencimiento o con anterioridad a esta última, por decisión de los contratantes de conformidad con las condiciones de emisión, puede ser convertible en acciones representativas del capital social de la institución emisora, atendiendo para ello las disposiciones legales aplicables.
1.2.2 Instrumentos Representativos de Deuda Subordinada: Son valores que confieren a sus titulares derechos crediticios, y que deben satisfacer las características mínimas siguientes:
a)  Plazo mínimo original superior a cinco años.
b) El saldo de principal no será redimible antes de la fecha de su vencimiento.
c)  En caso de disolución y liquidación de la entidad emisora, el principal y los rendimientos no pagados tendrán un orden de prelación inferior a las demás obligaciones.
d) Solamente participan de las pérdidas de la entidad emisora en caso de liquidación de la sociedad.
e)  

 Declarar en el título de deuda, que el mismo se emite sin ningún tipo de garantía especial por parte de la institución emisora y que no está cubierto por el Fondo de Seguros de Depósitos (FOSEDE); en consecuencia el Gobierno de Honduras y el FOSEDE no garantizan, y por ende no se responsabilizan por la restitución de los recursos constituidos mediante obligaciones de esta naturaleza.

Al momento de suscribirse la Deuda Subordinada, el inversionista debe firmar en el título la certificación de que conoce las condiciones bajo las cuales se efectúa la inversión de recursos, de acuerdo a lo establecido en el instrumento de Deuda Subordinada, y que es de su conocimiento que la misma no está garantizada por el Seguro de Depósito, y tampoco por el Estado de Honduras.

1.3 Pueden emitir Deuda Subordinada, los Bancos, las Asociaciones de Ahorro y Préstamo y las Sociedades Financieras, mediante bonos o contratos denominados de Deuda Subordinada.
1.4 

Autorización para la emisión de Deuda Subordinada.

Para emitir o contratar Deuda Subordinada, se requiere la autorización previa de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros. Para tales efectos, se requerirá la presentación de una solicitud indicando el tipo de instrumento representativo de la misma que será utilizado, copia del punto de acta del órgano social competente según lo estipulado en sus Estatutos Sociales, en el que acordó la emisión o contratación de la Deuda Subordinada. Además deberá cumplir con los requisitos detallados a continuación:

a)  Términos de la Emisión: Monto, valor nominal de los títulos; moneda en la que se emite; series que la integran (en caso de bonos subordinados); plazo de vencimiento; tasa de interés; parámetros de revisión de tasas de interés; período de pago de intereses y forma de colocación.
b)     Proforma o modelo de presentación del instrumento.
c)  Estimación del efecto de la emisión sobre el patrimonio, la rentabilidad y la solvencia de la entidad emisora; asimismo, un análisis de sensibilidad de los flujos destinados al pago.

Si la obligación se documentare mediante Contrato de Préstamo Subordinado, se deberá además, acompañar información general acerca del acreedor, y cualquiera otros datos que se requieran a juicio de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros.

La Comisión podrá no autorizar la emisión de Deuda Subordinada, siempre que del análisis que practique, se concluya que esta emisión puede contribuir al deterioro de la situación financiera de la institución solicitante o que la misma no mejorará la viabilidad financiera de la entidad.

1.5

Suscripción de la Deuda Subordinada.

Las Instituciones del Sistema Financiero no podrán suscribir Deuda Subordinada entre sí; asimismo, no podrán efectuarse estas operaciones con personas naturales o jurídicas consideradas como partes relacionadas directa o indirectamente con la propiedad o gestión de la institución emisora.

La suscripción de Deuda Subordinada, susceptible de ser colocada mediante oferta pública, deberá sujetarse a las disposiciones establecidas en la Ley de Mercado de Valores y en la reglamentación correspondiente.

La institución emisora no podrá otorgar créditos con el objeto de habilitar al inversionista para que adquiera directa o indirectamente Deuda Subordinada; asimismo, las entidades emisoras, no podrán conceder créditos con garantía de títulos que amparen estas obligaciones.

1.6 Destino o colocación de los recursos provenientes de Deuda Subordinada.
1.6.1 Los recursos provenientes de Deuda Subordinada no podrán orientarse a la adquisición de activos fijos, títulos valores incluyendo acciones de otras sociedades y para gastos de instalación.
1.6.2 Sin perjuicio de las disposiciones emitidas por el Banco Central de Honduras en materia cambi y de endeudamiento externo, las Deudas Externas Subordinadas cuyo pago en moneda extranjera deba producirse fuera del país o sea con no residentes, podrán destinarse, bajo la responsabilidad de la institución, a mantener activos en la misma moneda y plazos que garanticen el repago de la misma.

Los créditos otorgados con estos recursos, no deberán exceder en un 70% del total de las obligaciones, y solo podrán ser dirigidos a financiar operaciones de pre-exportación y exportación, capital de trabajo e inversiones en maquin y equipo, de personas naturales o jurídicas que generen divisas en su actividad económica, en plazos compatibles para cancelar la Deuda Subordinada contratada; asimismo, deberán financiar únicamente deudores con buen historial de crédito clasificados por la entidad prestamista en la Categoría I, de conformidad con los criterios establecidos en las Normas de Clasificación de la Cartera emitidas por la Comisión.  El porcentaje restante, deberá mantenerse invertido en títulos valores emitidos o garantizados por bancos de primer orden en el exterior o bonos del Tesoro de los Estados Unidos de América.

Las Instituciones del Sistema Financiero que contraigan Deuda Externa Subordinada, deberán enviar trimestralmente al Banco Central de Honduras y a la Comisión, un detalle de sus deudas y la forma en que las mantienen invertidas.

1.7 

Deuda Subordinada convertible en acciones.

A la Deuda Subordinada convertible en acciones se le aplicarán las disposiciones sobre la materia establecida en el Código de Comercio y la Ley de Instituciones del Sistema Financiero.

1.8 

Límites y Cómputo de la Deuda Subordinada para efectos de Adecuación de Capital.

De conformidad a lo dispuesto en el numeral 2.2.6 de la Resolución No.310/13-07-99 contentiva de las Normas para la Adecuación de Capital de los Bancos, Asociaciones de Ahorro y Préstamo y Sociedades Financieras, la Deuda Subordinada se aceptará por un monto máximo de cincuenta por ciento (50%) del capital primario a la fecha de cálculo. Asimismo, establece que para reflejar el valor decreciente como fuente de fortaleza patrimonial, en los últimos cinco (5) años de su vigencia, se aplicará un factor de descuento acumulativo de veinte por ciento (20%) anual a dichas obligaciones.

De acuerdo a lo anterior, el valor computable para efectos del Índice de Adecuación de Capital se obtendrá de aplicar al saldo de la Deuda Subordinada, el factor de descuento, durante los últimos cinco años que faltan para su vencimiento, así:

Años para su Vencimiento

Factor

Más de cinco años

100%

Más de cuatro y hasta cinco años

 80%

Más de tres y hasta cuatro años

 60%

Más de dos y hasta tres años

 40%

Más de uno y hasta dos años

 20%

Menos de un año

  0%

1.9   Las obligaciones subordinadas contraídas bajo cualquier modalidad con anterioridad a la entrada en vigencia de la presente Resolución, continuarán regulándose hasta su vencimiento conforme los términos y condiciones aprobadas por la Comisión.
2. Derogar la Resolución No.491/26-06-2001, emitida por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros el 26 de junio de 2001.
3. Comunicar lo resuelto a las Instituciones del Sistema Financiero y al Banco Central de Honduras.
4.  Esta Resolución es de ejecución inmediata.”

ANA CRISTINA DE PEREIRA 

JOSE O. MORENO GUARDADO

 Presidenta

  Secretario