4 de mayo de 2004

SISTEMA FINANCIERO
Toda la República

CIRCULAR CNBS No.038/2004

Señores:

Nos permitimos transcribir a ustedes, la Resolución aprobada por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros, que literalmente dice:

“RESOLUCIÓN No.499/04-05-2004.-  La Comisión Nacional de Bancos y Seguros, 

CONSIDERANDO:                       Que la Ley de Instituciones del Sistema Financiero establece las pautas para la determinación de las tasas de interés del Sistema Financiero.

CONSIDERANDO:                       Que es necesario homogeneizar la definición e interpretación de algunos conceptos relativos al cálculo, contabilización y suspensión de intereses en cuentas de resultados.

CONSIDERANDO:                         Que la suspensión del registro de los intereses devengados pendientes de cobro debe efectuarse por la calidad de “no pago” como por la condición de “incobrabilidad” de los créditos, básicamente aquellos clasificados en las categorías de más alto riesgo, conforme a las Normas para la Evaluación y Clasificación de la Cartera Crediticia emitidas mediante Circular CNBS No.037/2004.

POR TANTO:                                  Con fundamento en lo establecido en la Ley de Instituciones del Sistema Financiero y la Ley de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros; en sesión del 4 de mayo de 2004, resuelve:

I.       Aprobar las siguientes NORMAS PARA EL CÁLCULO, CONTABILIZACIÓN, SUSPENSIÓN Y REVERSIÓN DE INTERESES EN CUENTAS DE RESULTADO, como sigue:

NORMAS PARA EL CÁLCULO, CONTABILIZACIÓN, SUSPENSIÓN Y REVERSIÓN DE INTERESES EN CUENTAS DE RESULTADO

1.      Cálculo de Intereses

Las instituciones del sistema financiero podrán optar por uno de los dos siguientes sistemas de cómputo de intereses, siempre que sean consistentes en su aplicación durante la vigencia de la operación, tanto en el cálculo como en la información al público sobre tasas de interés, explicando en este último caso, claramente, a qué tasas se refieren y cuales son sus equivalencias anuales y mensuales:

  

a)      De acuerdo a la práctica bancaria local, que señala que para todas las operaciones de crédito de dinero, tanto en moneda nacional como en moneda extranjera, se aplican períodos base de 30 días para los meses y períodos base de 360 días para los años. Por consiguiente, para efectos del cálculo de intereses mensuales o anuales, el divisor será de 30 ó 360 y el multiplicador el número de días que efectivamente comprende la operación.

b)      De acuerdo a lo establecido en el Artículo 38 del Código Civil, que señala que para los meses se aplican, según corresponda, períodos base de 28, 29, 30 ó 31 días y para los años períodos base de 365 ó 366 días.

2.      Cálculo de Intereses cuando las Obligaciones Vencen en Día no Hábil Bancario 

La obligación que vence en día sábado, domingo o cualquier día festivo será pagadera el día hábil bancario siguiente. En consecuencia, los intereses de la obligación cuyo vencimiento sea postergado, por corresponder a día no hábil, continuarán devengándose hasta el día hábil bancario siguiente inclusive.

3.      Pagos Anticipados de Créditos

Los pagos anticipados de operaciones de crédito de dinero podrán ser convenidos libremente entre el acreedor y el deudor. Sin embargo, el deudor podrá anticipar su pago en cualquier momento, siempre que el importe del pago anticipado contemple el capital que se anticipa y los intereses calculados hasta la fecha de pago efectivo y la penalización que por este concepto se hubiere pactado.

4.      Recargo de los Intereses Pactados y Tasa Efectiva de Interés

En las operaciones de crédito constituye interés toda suma que recibe o tiene derecho a recibir el acreedor, a cualquier título, por sobre el capital. En ningún caso constituyen intereses las costas personales ni las procesales.

De conformidad con lo anterior, las instituciones del sistema financiero que en el otorgamiento de créditos contemplen el pago de importes adicionales a la sola devolución del capital más sus intereses devengados, deberán determinar la tasa efectiva del crédito, considerando todos los pagos que el deudor debe realizar, incluyendo aquellos que se pudieren efectuar bajo la forma de comisiones o por otros conceptos, tales como gastos de investigación de créditos, verificación de domicilio o gastos de tramitación.

Quedan excluidos del cálculo de la tasa efectiva los siguientes importes que son de cargo del deudor:

-          Gastos por impuestos de timbres.

-           Gastos notariales.

-          Gastos correspondientes a bienes recibidos en garantía, tales como los de avalúos; inscripción o registro de prendas o hipotecas; estudio de títulos, redacción de escrituras y pago de primas de seguros sobre dichos bienes.

-          Comisiones que correspondan a servicios que por su naturaleza puedan estar ligados a un crédito, como por ejemplo, comisiones cobradas por la apertura o mantención de líneas de créditos asociadas a cuentas corrientes y otros servicios propios de las instituciones del sistema financiero.
 

Las instituciones del sistema financiero deberán utilizar la tasa efectiva de interés para informar al público acerca de las tasas cobradas y registrar contablemente el valor efectivo de cada préstamo y el ingreso por el interés respectivamente devengado. En el caso de operaciones que se pacten con pago de interés anticipado, las instituciones deberán informar al cliente la tasa efectiva equivalente que corresponda a la tasa de pago vencido.

5.      Normas Contables

5.1.   Cálculo y oportunidad de contabilización de los intereses devengados.

Los intereses devengados para efectos contables deben calcularse conforme a los términos pactados en cada operación.

 

Los intereses devengados de los activos y pasivos se contabilizarán como mínimo al cierre de cada mes.

 

5.2.   Suspensión del devengo de intereses en operaciones de crédito y reversión de los intereses no cobrados y registrados como ingreso.

 

Al incurrirse en cualquiera de los criterios para la suspensión del devengo de intereses, señalados en el presente numeral las instituciones del sistema financiero deberán reversar de sus cuentas de resultado los intereses registrados como ingresos no recibidos, proceder a registrar éstos en cuentas de orden.

 

Las instituciones del sistema financiero suspenderán el devengo de los intereses en las cuentas de “Intereses por Cobrar” e “Intereses Ganados”, registrándolos sólo en cuentas de orden en los casos que se indican a continuación:

a)      Créditos con un solo vencimiento (un solo pago para capital e intereses).

A los 90 días, contados desde la fecha de su vencimiento, se suspenderá el registro contable en cuentas de ingreso de los intereses devengados por estos créditos.

 

b)      Créditos pagaderos en cuotas.

En el caso de los préstamos pagaderos en cuotas, se suspenderá la contabilización de los intereses en cuentas de ingreso, a partir del momento en que alguna de ellas complete 90 días de estar en mora. Aunque corresponda a una cuota que se componga solamente de intereses, como ocurre con los préstamos amortizables al vencimiento con pago periódico de intereses.

 

c)      Préstamos clasificados en la Categoría IV “Créditos de Dudosa Recuperación” o en la Categoría V “Créditos de Pérdida”.

Se suspenderá de inmediato el registro contable en cuentas de ingreso de los intereses devengados por préstamos a cargo de un deudor, cuyas obligaciones sean clasificadas por la institución del sistema financiero o por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros, en la Categoría IV “Créditos de Dudosa Recuperación” o en la Categoría V “Créditos de Pérdida”.

 

La suspensión de los intereses en plazos menores a los señalados anteriormente, por decisión de las propias instituciones del sistema financiero, está en línea con los objetivos de sanidad financiera que pretende la Comisión Nacional de Bancos y Seguros.

 

d)      El registro de los intereses devengados suspendidos se llevará en la cuenta de orden “Intereses en Suspenso sobre Operaciones Crediticias”.

 

e)      Las instituciones del sistema financiero deberán identificar en forma clara aquellos créditos en los cuales se ha suspendido el cómputo de intereses en cuentas de resultados, con el objeto de dar seguimiento adecuado a dicha cartera y poder identificar exactamente la cuantía y origen de dichos intereses; asimismo, para que las declaraciones anuales del Impuesto sobre la Renta sean verificadas sin obstáculos por la Dirección Ejecutiva de Ingresos.

 

f)       Percepción de intereses suspendidos.

Los intereses en suspenso según los criterios señalados podrán ser reconocidos como ingresos en las cuentas de resultados en el momento en que sean efectivamente percibidos por la institución del sistema financiero.

 

Las instituciones del sistema financiero podrán capitalizar los intereses que hubiere suspendido conforme los criterios señalados anteriormente siempre y cuando creen las reservas por igual monto. Para estos efectos se utilizará la divisionaria “Reserva para Intereses Capitalizados” de la cuenta “207102 Reserva para Intereses de Dudoso Recaudo”. Lo anterior es sin perjuicio de los resultados de las evaluaciones crediticias que practiquen las Superintendencias.

 

Los pagos parciales de dichos intereses no facultarán a la institución del sistema financiero para hacer extensivo el reconocimiento contable en cuentas de ingreso al resto de los intereses suspendidos.

 

Los intereses que sean reconocidos en cuentas de resultado con motivo de su cobro, deberán revertirse de las cuentas de orden o de reservas para créditos, según corresponda, en las que se encontraban registrados, a lo menos al término del mes en que se haya procedido a su pago.

 

6.      Información sobre las Operaciones que Generan los Respectivos Intereses

 

Para los fines relacionados con las comprobaciones que la Comisión Nacional de Bancos y Seguros pueda requerir, las instituciones financieras deberán mantener a disposición de este Organismo, durante los plazos legales establecidos, ya sea en listados, planillas o en medios magnéticos, los antecedentes en que se sustente el cálculo y la contabilización de los intereses registrados en el activo sus cuentas complementarias en el pasivo, en cuentas de orden y en los resultados.

 

7.      Control de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros

La Comisión Nacional de Bancos y Seguros adoptará todas las medidas del caso que permitan asegurar el cabal cumplimiento de estas Normas de carácter prudencial, las cuales favorecen la sanidad y transparencia del Sistema Financiero.

 

II.       La presente Resolución entrará en vigencia el 30 de junio de 2004 y deroga la Circular CNBS No.006/96 del 9 de septiembre de 1996.”

 
     

  ANA CRISTINA DE PEREIRA JOSÉ O. MORENO GUARDADO  
 

Presidenta

Secretario