29 de junio de 2004

SISTEMA FINANCIERO, ASEGURADOR,
SOCIEDADES DEDICADAS A OPERACIONES
BURSÁTILES, DEMÁS ENTIDADES SUPERVISADAS
Y AUDITORES EXTERNOS
Toda la República

CIRCULAR CNBS No.054/2004

Señores:

Nos permitimos transcribir a ustedes, la Resolución aprobada por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros, que literalmente dice:

“RESOLUCIÓN No.684/29-06-2004.-  La Comisión Nacional de Bancos y Seguros,

CONSIDERANDO:                    Que conforme lo establece el Artículo 13, numeral 8) de la Ley de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros, corresponde a ésta la formulación de normas prudenciales que aseguren la adecuada coordinación entre las labores de la Comisión y las realizadas por los Auditores Internos y Externos de las instituciones supervisadas.

 

CONSIDERANDO:                     Que por Resolución 808/01-10-2002 se aprobaron las “NORMAS PARA EL REGISTRO, CONTRATACIÓN Y ALCANCE DEL TRABAJO DE LOS AUDITORES EXTERNOS PARA LAS INSTITUCIONES SUPERVISADAS”.

 

CONSIDERANDO:                     Que dependiendo de las eventualidades a que están sujetos los países, los órganos supervisores pueden adoptar normas contables que difieren con respecto a las NIIF’s.

 

CONSIDERANDO:                     Que en adición a las necesidades de modernizar las normas vigentes la Comisión Nacional de Bancos y Seguros tiene nuevas instituciones bajo su supervisión tal como las Casas de Bolsa, Organizaciones Privadas de Desarrollo Financiero y Administradoras de Fondos de Pensiones, por lo que es necesario reformar las Normas vigentes sobre esta materia.

  

POR TANTO:                             Con fundamento en la Ley de Instituciones del Sistema Financiero; Ley de Instituciones de Seguros y Reaseguros; Ley de Mercado de Valores; Ley Reguladora de las Organizaciones Privadas de Desarrollo que se Dedican a Actividades Financieras; y, Ley de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros; en sesión del 29 de junio de 2004, resuelve:

 

1.            Reformar las “NORMAS PARA EL REGISTRO, CONTRATACIÓN Y ALCANCE DEL TRABAJO DE LOS AUDITORES EXTERNOS PARA LAS INSTITUCIONES SUPERVISADAS”, aprobadas mediante Resolución 808/01-10-2002, las cuales quedan redactadas conforme al texto adjunto que forma parte de la presente Resolución.

 

2.           Derogar la Resolución 808/01-10-2002.

 

3.            La presente Resolución es de ejecución inmediata.

 

  ANA CRISTINA DE PEREIRA JOSÉ O. MORENO GUARDADO  
 

Presidenta

Secretario

 
 
 
 

NORMAS PARA EL REGISTRO, CONTRATACIÓN Y ALCANCE DEL TRABAJO DE
LOS AUDITORES EXTERNOS PARA LAS INSTITUCIONES SUPERVISADAS

CAPÍTULO I

Normas GENERALES

Artículo 1. Introducción

A.            Las presentes normas regulan el registro, contratación y alcance del trabajo de las firmas de auditoría externa, respecto de los estados financieros de las instituciones supervisadas por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros.

 

B.            De conformidad con las disposiciones legales y reglamentarias vigentes, los estados financieros de las instituciones supervisadas, deben ser certificados por una firma de auditores externos.

 

C.           Con tal finalidad, las instituciones supervisadas deberán designar anualmente a la firma de auditoría externa que cumplirá las labores señaladas en el párrafo precedente. La firma de auditoría que se elija deberá estar inscrita en el Registro de Auditores Externos (RAE) que mantiene la Comisión Nacional de Bancos y Seguros y autorizada para el tipo de institución contratante.

 

D.            Mediante las presentes normas generales se establece el alcance mínimo que deberán observar los auditores externos de las instituciones supervisadas por esta Comisión, sin perjuicio de su responsabilidad legal y profesional en el desempeño de su trabajo y en el contenido de su opinión acerca de los estados financieros.

CAPÍTULO II

DEL REGISTRO Y REQUISITOS DE CONTRATACIÓN

Artículo 2. Registro de Auditores Externos (RAE)

A.            La Comisión Nacional de Bancos y Seguros mantendrá un registro en el que deberán inscribirse las firmas de auditoría externa facultadas para realizar auditorías de las instituciones supervisadas descritas en el Artículo 6 de la Ley de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros.

 

B.            Dicho registro comprenderá de las firmas de auditoría sus socios, sus directores, sus representantes legales o profesionales a quienes la firma encomiende la dirección y ejecución de las auditorías y los responsables de firmar los informes respectivos.

 

C.            El registro establecerá para que tipo de institución está autorizada la firma a prestar sus servicios de auditoría externa.

 

D.            Las instituciones supervisadas por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros únicamente podrán celebrar contratos con firmas de auditoría que se encuentren registradas como auditores externos independientes en la Comisión Nacional de Bancos y Seguros.

Artículo 3. Requisitos para la Inscripción en el Registro, Suspensión y Cancelación del Mismo

A.           La Comisión Nacional de Bancos y Seguros aprobará la inscripción en el Registro de Auditores Externos (RAE) de firmas que están constituidas legalmente como sociedades mercantiles, de personas y que tengan como actividad principal la prestación de servicios de auditoría externa.

 

B.            El capital de las firmas deberá pertenecer por lo menos en un 50% a personas dedicadas a la actividad y que se encuentren facultadas para desempeñar esas funciones.

 

C.            Las firmas de auditoría deberán contar con profesionales colegiados y calificados para dirigir auditorías y suscribir los informes respectivos con experiencia, pericia y capacidad para desempeñarse como auditores independientes, dotados de sólidos conocimientos del negocio y de la normativa que rige a las instituciones supervisadas por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros.

 

D.            Las firmas de auditoría externa no deberán tener vinculación directa o a través de terceros en la propiedad o gestión de instituciones supervisadas por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros. Para los efectos de estas normas, los auditores externos deberán certificar que son independientes de las empresas auditadas, que no mantienen intereses económicos en los negocios de éstas con su Junta o Consejo Directivo o con los dueños o accionistas principales de las instituciones clientes, ni se encuentran en situación de dependencia en cualquier forma con respecto a las instituciones auditadas.

 

E.            Los socios principales de las firmas de auditoría externa, los directores, representantes legales y personas encargadas de dirigir y ejecutar auditorías o suscribir informes, deberán ser personas idóneas, que observan rigurosamente los principios éticos de su profesión, profesionales calificados para desempeñar las labores asignadas y de reconocida solvencia y honorabilidad. Como evidencia de ello se deberá cumplir con lo siguiente:

 

1)            Declarar que no exista ninguna acción judicial pendiente, civil o penal, en contra de la firma de auditoría socios principales, directores, representantes legales y personas encargadas de dirigir y ejecutar auditorías o suscribir informes, respecto de su actividad profesional o comercial dentro del ámbito de las entidades sujetas a la supervisión de la Comisión.

 

2)            Que la firma de auditoría, socios principales, directores, representantes legales y personas encargadas de dirigir y ejecutar auditorías o suscribir informes, no hayan sido declarados en quiebra o se trate de fallidos no rehabilitados, o hayan sido condenados por delitos contra la propiedad.

 

3)            Que la firma de auditoría socios principales, directores y representantes legales no se encuentren en alguna circunstancia que haga temer por su solvencia.

 

4)            Que la firma de auditoría socios principales, directores, representantes legales y personas encargadas de dirigir y ejecutar auditorías o suscribir informes, no sean deudores en el sistema financiero y asegurador por créditos calificados en las categorías III, IV y V de acuerdo con las Normas de Evaluación y Clasificación de Cartera Crediticia, emitidas por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros.

Artículo 4. Trámites para el Registro

A.            Las firmas de auditoría interesadas en registrarse deberán presentar directamente a la Comisión Nacional de Bancos y Seguros solicitud por escrito, acompañada de la siguiente información:

 

1)            Copia de la escritura de constitución y sus reformas, lista actualizada de sus socios o asociados y funcionarios principales.

 

2)           Certificación de registro en el Colegio Hondureño de Profesionales Universitarios en Contaduría Pública y/o Colegio de Peritos Mercantiles y Contadores Públicos.

 

3)           Curriculum vitae de los socios o asociados principales, directores, representantes legales y personas habilitadas para dirigir y ejecutar auditorías o suscribir los informes resultantes de las mismas.

 

4)           Declaración de que la firma cuenta con profesionales que conocen las disposiciones legales, reglamentarias, tributarias, mercantiles y financieras, especialmente las contenidas en la Ley de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros, Ley de Instituciones del Sistema Financiero, Ley del Banco Central de Honduras, Ley de Instituciones de Seguros y Reaseguros, Ley de las Administradoras de Fondos de Pensiones, Ley Monetaria, Ley de Casas de Cambio, Reglamento de Bolsas de Valores, Reglamento de Almacenes Generales de Depósito, Código de Comercio, Resoluciones y Circulares emitidas por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros y el Banco Central de Honduras y demás leyes y normas aplicables a las instituciones sujetas a supervisión de esta Comisión.

 

5)            Los socios de las firmas deben hacer constar su experiencia y/o conocimientos de instituciones supervisadas, especialmente en el área de riesgo crediticio del sector financiero, el amplio conocimiento del funcionamiento del sector asegurador y de instituciones de previsión y de las demás operaciones realizadas por las instituciones supervisadas.

 

6)             Descripción de la Organización:

 

a)            Capital social y estructura de propiedad.

 

b)           Número del personal técnico, administrativo y de apoyo logístico; equipo de oficina y sistema de procesamiento de datos; reseña del desarrollo histórico de la firma.

 

c)            Descripción del sistema de evaluación del control de calidad sobre las auditorías efectuadas por la firma, tanto local como internacionalmente, si corresponde; y, total de clientes no supervisados agrupados por tipo de actividad, poniendo a disposición de la Comisión el detalle de clientes en caso de ser requerido.

 

d)           Cartera de clientes. Nómina de empresas supervisadas por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros que hayan encargado trabajos de auditoría externa y que han integrado la cartera de la firma durante los últimos tres (3) años, señalando lo siguiente:

 

1.         Razón social del cliente;

2.         Registro Tributario Nacional del cliente;

3.         Período en el que se prestó el servicio, socio o asociado a cargo de la auditoría en cada período.

 

7)             Participación de la firma o de sus asociados en la propiedad de empresas supervisadas por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros.

 

8)            Declaración de obligaciones directas e indirectas contraídas con instituciones del sistema financiero, aseguradoras y demás entidades supervisadas; por la firma, socios principales, directores, representantes legales y personas habilitadas para dirigir auditorías o suscribir informes.

 

9)            Suscribir y presentar copia de la póliza de una fianza o seguro de Responsabilidad Civil Profesional, por el equivalente en Lempiras de US$.60.000, para firmas categorizadas como “A” y de US$.20.000 para las firmas categorizadas como “B o C”, que cubran eventuales daños a terceros debido a malas prácticas, errores u omisiones en el desarrollo de su trabajo. La Comisión Nacional de Bancos y Seguros podrá actualizar los montos mencionados, cuando lo estime necesario.

 

10)         Que la firma de auditoría socios principales, directores, representantes legales y personas encargadas de dirigir auditorías o suscribir informes, no sean deudores en el sistema financiero y asegurador por créditos calificados en las categorías, III, IV y V, de acuerdo con las Normas de Evaluación y Clasificación de Cartera Crediticia, emitidas por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros.

 

11)           Las firmas de auditoría externa serán registradas en las categorías A, B y C, según corresponda, de acuerdo con la metodología descrita en el anexo 1).

 

B.            La Comisión Nacional de Bancos y Seguros, se reserva el derecho de solicitar la información adicional que estime conveniente; asimismo, podrá rechazar cualquier solicitud que se presente que no cumpla los requisitos establecidos o cuyo antecedente una vez evaluados, no garanticen la independencia, calidad y seriedad que se estima indispensable para auditar instituciones sujetas a la supervisión de la Comisión.

 

C.           Evaluados y satisfechos los requisitos para inscripción, se procederá al registro de los auditores externos y a informar a éstos lo resuelto. En el caso de solicitudes incompletas, la Comisión Nacional de Bancos y Seguros hará saber al interesado quien dispondrá de un plazo de treinta (30) días para completar la información; vencido el plazo se archivará el expediente.

 

D.           Si durante el proceso de comprobación de la información presentada y previo a la inscripción o en cualquier tiempo, se determinare la inclusión de información falsa; el profesional o la sociedad y los socios que la constituyen quedarán privados de presentar nuevas solicitudes, por un plazo de hasta cinco (5) años, en función de la gravedad de lo ocurrido, sin perjuicio de otras responsabilidades civiles o penales que el caso amerite.

 

E.            Las solicitudes de inscripción por primera vez en el Registro (RAE), se recibirán en cualquier fecha. Las firmas de auditoría externa inscritas tendrán la obligación de renovar su inscripción en el RAE durante el mes de mayo de cada año, presentando por escrito los cambios importantes, si los hubiere o confirmar que no los hay.

 

F.            La Comisión Nacional de Bancos y Seguros, en uso de sus facultades podrá suspender o cancelar el proceso de inscripción en el Registro (RAE), previo las diligencias administrativas que garanticen el derecho a la defensa. La cancelación o suspensión ocurrirá cuando la Comisión considere que la falta cometida es grave y que amerita la cancelación de la inscripción en el Registro o cuando el sujeto infractor haya sido sancionado en ocasión anterior por la misma falta previniéndole las responsabilidades legales a que pudiera estar sujeto conforme a la ley.

 

La suspensión ocurrirá cuando los socios de la firma, los directores, representantes legales y personas encargadas de dirigir o suscribir informes incurran en los siguientes hechos:

 

1)            No guarde, a juicio de la Comisión, independencia respecto a la entidad auditada, incurra en incumplimiento de las leyes de la República o de las regulaciones emitidas por la Comisión, muestre malicia, o incurra en negligencia o incapacidad profesional.

 

2)            Se haya emitido en su contra auto de detención en causa por delito doloso; relacionado con los sectores supervisados por la Comisión.

 

3)            Tenga el carácter de indiciado en causas que dañen su imagen profesional;

 

4)            Observe conducta notoriamente inmoral.

 

G.            El profesional o la sociedad que haya sido cancelado del Registro (RAE), podrá solicitar su inscripción después de cumplir el periodo de suspensión que se le hubiere impuesto, enviando para tales fines toda la información actualizada que se detalla en el Artículo 4 de Trámites para el Registro.

Artículo 5. Requisitos para la Contratación de Firmas de Auditoría Externa

A.            Los contratos entre las instituciones supervisadas y las firmas de profesionales que acepten prestar el servicio de auditoría externa, deberán contener cláusulas expresas, que precisen claramente lo siguiente:

 

1)            Que las firmas profesionales declaren conocer y aceptar las obligaciones establecidas en el Registro de Auditores Externos.

 

2)            Que las instituciones supervisadas autoricen a las firmas de auditoría y estas, a su vez, se obliguen a suministrar a la Comisión el acceso sin limitaciones a los papeles de trabajo u otros medios de documentación de las evidencias de auditoría, facilitar copias de ellos en los casos requeridos y atender consultas sobre la auditoría efectuada.

 

3)            Que las auditorías se practiquen de acuerdo con las Normas Internacionales de Auditoría NIA’s

 

4)            Que adicional a la observancia de las NIA’s, se verifiquen las disposiciones  de examen emitidas por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros.

 

5)           Que los auditores se comprometan a verificar los procesos de control y prevención de lavado de dinero, según lo requiera la norma vigente.

 

B.             La firma de auditoría externa que sea contratada para dictaminar estados financieros de una institución supervisada por la Comisión, deberá cumplir, previamente, los siguientes requisitos:

 

1)             Estar debidamente registrada en la Comisión Nacional de Bancos y Seguros.

 

2)             No ser accionista de la Institución que contrata sus servicios; además, los socios, directores, administradores, representantes legales de la firma y las personas habilitadas para dirigir auditorías o suscribir informes, no podrán ser directores, administradores o empleados de la institución a la cual se brindará el servicio de auditoría externa ni tener relación de parentesco con los directores o administradores de dicha institución dentro del cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad.

 

3)            Que la firma, los socios,  Directores y demás profesionales de auditoría de la firma no tengan obligaciones directas o indirectas en condiciones preferentes con las instituciones donde prestará sus servicios.

 

4)             No encontrarse en alguna circunstancia que pudiera afectar su independencia según lo señalan las Normas Internacionales de Auditoría (NIA’s)

 

C.            Suspensión y cancelación del Registro. La Comisión Nacional de Bancos y Seguros una vez concluido el procedimiento administrativo, suspenderá del registro y lo informará a las instituciones supervisadas cuando considere que el trabajo de la respectiva firma de auditoría externa no cumple a cabalidad los requisitos mínimos establecidos en los artículos 5 y 6; no observa las resoluciones vigentes o no obedece principios éticos de su profesión, y cuando la gravedad de la falta lo amerite se informará al Ministerio Público.

CAPÍTULO III

DEL INFORME

Artículo 6. Alcance y Contenido del Informe

El alcance del trabajo de las firmas de auditoría externa comprenderá, como mínimo, lo siguiente:

1)             Examen de los estados financieros básicos, (Balance General, Estado de Resultados, Estado de Flujos de Efectivo y Estado de Cambios en el Patrimonio).

 

2)             Evaluación del Sistema de Control Interno.

 

3)             Cumplimiento de la Ley, Reglamentos y demás disposiciones aplicables a la entidad auditada.

 

4)           Comprobación de la clasificación de la cartera crediticia efectuada por la institución auditada de acuerdo con lo establecido en las regulaciones vigentes.

 

5)            Evaluación del sistema de información de acuerdo con los requerimientos de las NIA’s.

Artículo 7. Informes

El contenido de los informes de auditoría comprenderá, como mínimo lo siguiente:

A.            El dictamen sobre los estados financieros básicos, deberá contener, como mínimo, la opinión independiente de la firma de auditoría externa, en cuanto a la razonabilidad de la situación financiera de la institución auditada, señalando que dichos estados financieros han sido elaborados con base a las normas contables emitidas por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros, explicando en nota a los estados financieros las diferencias contables con las NIIF’s. Sin perjuicio de lo anterior, los auditores deberán cuidar de que en las notas a los estados financieros, se entregue suficiente información para que un lector común pueda concluir, sin ninguna duda razonable, que las situaciones o hechos que hayan dado lugar a las diferencias con respecto a la aplicación de Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF’s), no constituyen elementos representativos de inestabilidad financiera que impliquen riesgos para los depositantes y demás acreedores de la institución auditada.

 

Debido a que el informe de los auditores externos constituye para el público interesado, una opinión imparcial y autorizada de que los estadios financieros presentan en forma razonable,  la situación financiera de la institución y el resultado de sus operaciones a determinada fecha, es imprescindible, especialmente cuando se trata de instituciones cuyo giro principal sea captar fondos del público, como es el caso de los bancos, asociaciones de ahorro y préstamos, sociedades financieras, y Administradoras de Fondos de Pensiones que en la redacción de esos informes prevalezca el buen criterio y, en especial, la voluntad de revelar todos los elementos de mayor trascendencia.

 

B.             Opinión sobre el cumplimiento durante el período reportado de las disposiciones legales, financieras y regulaciones vigentes emitidas por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros y el Banco Central de Honduras.

 

C.           La evaluación del Sistema de Control Interno deberá contener, como mínimo, la carta de "Recomendaciones de Control Interno", en lo referente a los aspectos contables, administrativos y de gestión; incluyendo apreciaciones sobre el seguimiento de las observaciones del último examen practicado por los examinadores de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros y de los reportes previos de la auditoría externa.

 

D.            En un informe separado del descrito en la letra A., B. y C. de este artículo, debe presentarse el “Informe sobre la evaluación del sistema informático”. Este informe debe contener como mínimo:

 

1)            Una descripción del alcance del trabajo realizado: explicaciones sobre las áreas o aplicaciones evaluadas, los procedimientos o técnicas de auditoría aplicadas, los componentes de la información financiera o reportes validados.

 

2)            Respecto a los resultados de la evaluación de cada área o sistema de aplicación evaluado: las conclusiones y comentarios del auditor, un detalle de las deficiencias observadas, los riesgos que implican, pruebas de auditoría alternativas aplicadas, los efectos sobre los estados financieros y recomendaciones para dar solución a los mismos o prevenir consecuencias futuras.

 

3)            Una conclusión general sobre la calidad de la información generada mediante sistemas informáticos, respecto a su grado de confiabilidad, integridad, oportunidad y adecuación a normas reglamentarias.

 

4)             El “Informe sobre la evaluación del sistema informático” debe estar firmado por el socio encargado.  

 

E.            La comprobación de la clasificación de la cartera deberá realizarse considerando los criterios establecidos por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros sobre la materia y será la base para manifestarse sobre la suficiencia o insuficiencia en la constitución de reservas para préstamos de dudosa recuperación. Para ello, la firma de auditoría deberá examinar los criterios y procedimientos de clasificación aplicados por la institución financiera en operaciones de crédito que representen como mínimo un 40% del monto total de la cartera crediticia, aplicando el factor de riesgo por la cartera no evaluada.

 CAPÍTULO IV

DE LA EJECUCIÓN DEL TRABAJO

Artículo 8. Aspectos a Considerar en la Ejecución de los Trabajos de Auditoría

Las firmas de auditoría externa deberán considerar lo siguiente en el desarrollo de sus labores:

A.            Ejecutar su trabajo de conformidad con el régimen legal aplicable y con las Normas Internacionales de Auditoría (NIA’s), asegurándose del cumplimiento con las normas contables emitidas por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros, divulgando las diferencias con las NIIF’s  en nota a los estados financieros. Estas normas son extensivas a las prácticas y procedimientos contables aplicables a las instituciones financieras, aseguradoras, administradoras de fondos de pensiones, personas naturales o jurídicas dedicadas a operaciones bursátiles y demás entidades supervisadas por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros.

 

B.             Los auditores externos deberán enviar a la administración de la institución supervisada un informe donde se señalen las deficiencias que hubieren detectado, respecto de las prácticas contables adoptadas, el mantenimiento de un sistema administrativo contable efectivo y la mantención de un adecuado sistema de control interno. Este informe deberá ser remitido por la institución supervisada a esta Comisión, a más tardar el 31 de marzo de cada año, con los comentarios de la administración de la institución supervisada y las medidas adoptadas para corregir las deficiencias que se informen.

 

C.            Proporcionar la información que solicite la Comisión Nacional de Bancos y Seguros a través de las Superintendencias: de Bancos, Financieras, Asociaciones de Ahorro y Préstamo; de Seguros y Pensiones; de Valores y Otras Instituciones; y, de Cumplimiento y Regímenes Especiales, y permitirles, cuando sea requerido el acceso al plan de ejecución de las auditorías y a los papeles de trabajo.  Los papeles de trabajo y/o evidencias de auditoría se conservarán como mínimo durante un período de cinco (5) años. Sin embargo, en caso de situaciones de tipo legal los papeles de trabajo deben conservarse hasta la resolución del mismo.

 

D.            Remitir a la Comisión Nacional de Bancos y Seguros, dentro de los noventa (90) días calendario siguientes al cierre del ejercicio, dos ejemplares de los estados financieros auditados y el informe de recomendaciones de control interno. Es responsabilidad de las firmas registradas iniciar los trabajos de auditoría de común acuerdo con las entidades contratantes de sus servicios, con la debida anticipación a los efectos de dar estricto cumplimiento al plazo antes señalado.

CAPÍTULO V

OTRAS DISPOSICIONES

Artículo 9. Designación de los Auditores Externos

A.           La elección de los auditores externos que examinarán y dictaminarán los Estados Financieros, de las instituciones supervisadas deberá someterse a la aprobación de la Junta Directiva.

 

Por otra parte, las instituciones del sistema deberán informar a la Comisión Nacional de Bancos y Seguros sobre las razones que eventualmente motiven un cambio de firma de auditoría externa después de suscrito el contrato respectivo, adjuntándose certificación del punto de acta en el que se acordó el cambio.

 

En todo caso tanto la contratación de firmas como la rescisión de contratos deberán comunicarse a la Comisión dentro de un plazo de cinco (5) días hábiles, contados desde la fecha en que se tomó el respectivo acuerdo.

 

B.            Los auditores externos del sistema bancario, instituciones de seguros y reaseguros, administradoras de fondos de pensiones, personas naturales o jurídicas dedicadas a las actividades bursátiles y demás entidades supervisadas, deben rendir anualmente declaración jurada según se indica en formato anexo a esta Resolución.

Artículo 10. Obligaciones de las Instituciones Supervisadas para con los Auditores Externos

 A.           La Junta Directiva o Consejo de Administración y la Gerencia General de las instituciones supervisadas, son directamente responsables de proporcionar a las firmas de auditoría que contraten, toda la información que sea necesaria para que éstas puedan expresar su opinión de manera independiente y sin limitaciones.

 

De esta forma, la administración será responsable del cumplimiento de los términos indicados en la propuesta presentada por los auditores contratados y de los compromisos que se hayan establecido con ellos para la realización de su trabajo.

 

Las instituciones supervisadas deberán permitir a sus auditores externos el examen de toda la documentación que, a juicio de éstos, sea necesaria para realizar su labor, incluido los informes y toda la correspondencia intercambiada con la Comisión Nacional de Bancos y Seguros.

 

De acuerdo con lo anterior, no existe impedimento para que los auditores externos, en el desempeño de sus funciones, tomen conocimiento de las operaciones sujetas a secreto o a reserva que las instituciones del sistema financiero realicen, con excepción de aquellos temas expresamente prohibidos por disposiciones legales vigentes.

 

B.            La Comisión Nacional de Bancos y Seguros pondrá a disposición de las firmas de auditoría registradas, en su momento, todas las normas que en el futuro emanen de la Comisión y que apliquen a las entidades supervisadas y la información técnica necesaria para cumplir con los requerimientos establecidos.

Artículo 11. Sobre la Coordinación con los Auditores Externos, Disposiciones Preliminares

A.           Se entiende por auditoría externa, el servicio profesional que tiene como objeto principal emitir una opinión independiente sobre la razonabilidad de los estados financieros básicos. Cualquier otra clase de servicio prestado por los auditores, no es objeto de estas normas. Con todo, la Comisión podrá solicitar la publicación con una opinión de los auditores externos, de los estados financieros preparados a fechas intermedias. Asimismo, esta Comisión, en uso de sus facultades, puede exigir que las instituciones supervisadas contraten a su costo, una firma de auditores externos para efectuar auditorías de balances referidos a determinadas fechas o para obtener una opinión imparcial acerca de operaciones específicas.

 

En el caso que esta Comisión detecte situaciones que a su juicio constituyen errores u omisiones importantes en la auditoría de los estados financieros, podrá solicitar que se contrate otra firma, para que se emita una segunda opinión acerca de los estados financieros, sin perjuicio de las probables sanciones para la firma que emitió la opinión original.

 

B.            Con el fin de fortalecer la independencia de los auditores externos, las firmas de auditoría deberán rotar el personal responsable de la auditoría de una determinada institución, por lo menos cada cinco (5) años.

Artículo 12.  Planeación

A.           Los auditores externos deben remitir el plan general de auditoría a la Comisión Nacional de Bancos y Seguros y a la atención de la Superintendencia respectiva, a más tardar un (1) mes después de haber sido contratados.

 

La planeación de la auditoría debe ser suficientemente explícita y detallada de tal forma que la Comisión Nacional de Bancos y Seguros pueda tener conocimiento de la oportunidad en que se harán las pruebas de control y substantivas, el alcance de las mismas, fecha de inicio del examen preliminar y final, y fecha límite de entrega del informe preliminar y final.

 

B.            La planeación de la auditoría de una institución financiera (Bancos, Asociaciones de Ahorro y Préstamo y Sociedades Financieras) debe comprender como mínimo lo siguiente:

 

1)            Evaluación del control interno en operación de la institución auditada.

 

2)            Evaluación de la cartera crediticia y operaciones contingentes, conforme a las técnicas y procedimientos que estime conveniente el auditor externo, pero utilizando las “Normas para la Evaluación y Clasificación de la Cartera Crediticia” y Constitución de las Reservas de Saneamiento, de acuerdo con los criterios vigentes.

 

3)             Evaluación de los procedimientos que se utilizan para determinar:

 

a)            Los límites de endeudamiento externo que se regulan en la Resolución No.151-4/98 del Banco Central de Honduras del 16/04/98.

 

b)             Créditos relacionados, que se regulan en Resolución del Banco Central de Honduras No.320-9/2003.

 

c)            El cumplimiento del encaje legal, establecido en Resoluciones  155-5/2000 y 255-8/2002 del Banco Central de Honduras.

 

d)            Los requerimientos de capital, establecidos en Resolución No.310/13-07-99 de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros del 13-07-99. 

 

4)            Confirmaciones de saldos, por lo menos una vez al año, de préstamos, inversiones, depósitos y bancos. Esta labor no podrá delegarse a personal de la institución.

 

5)             Revisión de los demás componentes de los estados financieros de acuerdo con su importancia relativa.

 

6)             Revisión del sistema de información conforme a NIA’s.

 

C)            La planeación de la auditoría de una institución de seguros, debe comprender como mínimo lo siguiente:

 

1)            Evaluar si las reservas técnicas y matemáticas, el capital y reservas de capital y los demás fondos de las instituciones de seguros están respaldadas mediante inversiones de alta seguridad, liquidez y rentabilidad, según lo establecido en el Reglamento respectivo.

 

2)           Evaluación de la razonabilidad de las reservas técnicas en general, incluyendo las reservas de riesgos en curso, reservas matemáticas, reservas para siniestros pendientes de liquidación y las reservas de previsión, según lo establecido en el Reglamento respectivo.  La Comisión  suministrará los cálculos de las reservas técnicas y matemáticas en caso de ser requeridas por el auditor externo.

 

3)            Evaluación de la cartera crediticia y operaciones contingentes, conforme a las técnicas y procedimientos que estime conveniente el auditor externo, pero utilizando las “Normas para la Evaluación y Clasificación de la Cartera Crediticia”, y constituir las Reservas de Saneamiento, de acuerdo con los criterios vigentes según Resolución de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros sobre la materia.

 

4)             Evaluación de los procedimientos que se utilizan para determinar:

 

a)             Los créditos relacionados, según lo dispuesto en Resolución No.320-9/2003 del Banco Central de Honduras sobre dicha materia.

 

b)            El margen de solvencia o cualquier otro mecanismo de medición de solvencia, según lo establecido en los artículos del 50 al 58 de la Ley de Instituciones de Seguros y Reaseguros y los procedimientos de cálculo del margen de solvencia establecidos en el Reglamento respectivo.  La Comisión suministrará los cálculos del margen de solvencia, en caso de ser requeridos por el auditor externo.

 

c)            Límites de inversiones, según lo establecido en los artículos 60, 62, 63 de la Ley de Instituciones de Seguros y Reaseguros y el Reglamento de Inversiones.

 

d)            Asegurarse de lo adecuado  de la suscripción de los contratos de reaseguro y suficiencia de contra garantías de fianzas, de acuerdo con lo establecido en el Reglamento de Operaciones de Reaseguro.

 

5)            Confirmaciones de saldos por lo menos una vez al año de: Primas por Cobrar de Seguros, Inversiones, Préstamos y Reaseguros e Intereses. Esta labor no podrá delegarse a personal de la institución auditada.

 

6)             Revisión de los demás componentes de los estados financieros de acuerdo con su importancia relativa.

 

7)            Revisión del sistema de informática conforme a  las NIA’s

 

8)            Evaluación del cumplimiento de las regulaciones de lavado de activos.

 

D.            La planeación del examen a otras instituciones supervisadas por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros distintas de las instituciones financieras y de seguros,  con base a pruebas selectivas deberá incluir como mínimo los siguientes aspectos:

 

1)            Almacenes Generales de Depósito

 

i.             Evaluación de los controles en general, sistemas de seguridad física y adecuada cobertura de los  seguros suscritos para salvaguardar la mercadería depositada en las bodegas habilitadas y extensiones de bodegas, conforme las indicaciones establecidas en el Código de Comercio, en los reglamentos emitidos al efecto por la autoridad competente y por las resoluciones que sobre la materia hayan emitido el Banco Central de Honduras y la Comisión Nacional de Bancos y Seguros.

 

ii.             Observar y verificar documentalmente que la mercadería depositada en locales ajenos a los de la propiedad del almacén cuenten con la respectiva autorización otorgada por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros para funcionar como bodegas habilitadas o extensiones, así como, que reúnan las condiciones mínimas de seguridad y control, bajo las cuales fueron autorizadas.

 

iii.             Inventario en bodegas propias, habilitadas y extensiones de bodegas, verificando que las mercaderías depositadas tengan los respectivos títulos.

 

iv.           Confirmar los saldos de las cuentas Productos por Cobrar, Bancos, Inversiones; asimismo, de los Bonos de Prenda que hayan sido pignorados con instituciones del sistema financiero. Esta labor deberá realizarse por lo menos una vez al año y no podrá ser delegada a personal de la entidad supervisada.

 

2)            Bolsas de Valores - Puestos o Casas de Bolsa

 

i.              Evaluar que las operaciones realizadas estén,  en estricto apego a lo establecido en la Ley de Mercado de Valores y sus distintos reglamentos, así como, a las resoluciones y demás disposiciones que sobre la materia emita el Banco Central de Honduras y la Comisión Nacional de Bancos y Seguros.

 

ii.             Confirmar los saldos de las cuentas por operaciones efectuadas por cuenta y riesgo propio de  las casas de bolsa, y de las bolsas de valores, así como, de las inversiones. Esta labor deberá realizarse por lo menos una vez al año y no podrá ser delegada a personal de la entidad supervisada.

 

iii.            Verificar que las operaciones bursátiles se realizan con emisores habilitados.

 

iv.            Evaluación de que los Registros de Operaciones Bursátiles, sean hechos conforme lo establecido en los Reglamentos de Información, Bolsa de valores, y Casas de Bolsa.

 

v.            Verificación de los controles relacionados con operaciones vencidas y no pagadas.

 

vi.            Efectuar Auditorías de Sistemas de Cómputo de acuerdo a NIA’s.

 

vii.          Confirmación de saldos de los valores vigentes por parte de  emisores e inversionistas, cotejarlos con la información que manejan las entidades supervisadas.

 

3)             Casas de Cambio

 

i.             Evaluación de las operaciones realizadas, determinando que las mismas se efectuaron de conformidad a lo dispuesto en el Código de Comercio, Ley de Ingreso de Divisas Provenientes de las Exportaciones,  Ley de Casas de Cambio y su Reglamento, Ley de Lavado de Activos,  disposiciones emanadas del Banco Central de Honduras y de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros.

 

ii.            Confirmación de los saldos de las cuentas Depósitos bancarios, e Inversiones. Esta labor deberá realizarse por lo menos una vez al año y no podrá ser delegada a personal de la entidad supervisada.

 

4)            Administradora de Fondos de Pensiones

 

i.             Revisión de los estados financieros del Fondo Administrado, de acuerdo a la importancia relativa de las cuentas y especialmente la revisión de las reservas técnicas, calidad de las inversiones y el cumplimiento de los principios técnicos actuariales generalmente aceptados para la valuación de estos sistemas de beneficio para el retiro.

 

ii.             Evaluación de la calidad de las inversiones, asegurándose de que estén respaldados mediante instrumentos de alta seguridad, liquidez y rentabilidad.

 

iii.            Confirmaciones de saldos por lo menos una vez al año de: Inversiones, Préstamos e Intereses y Depósitos. Esta labor no podrá delegarse a personal de la institución auditada.

 

iv.            Evaluación de la solvencia del patrimonio de la Administradora conforme a la Ley aplicable.

 

v.             Revisión del sistema de informática de acuerdo a NIA’s.

 

vi.           Cumplimiento con las regulaciones sobre lavado de activo.

 

vii.           Evaluación de la suficiencia de las reservas de valuación de los activos de la Administradora y del Fondo en base a las disposiciones emitidas por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros.

 

5)            Organizaciones Privadas de Desarrollo Financiero – OPDF

 

i.              Evaluación de las operaciones realizadas, determinando que estas se realizan en estricto apego a lo establecido en la Ley Reguladora de las Organizaciones Privadas de Desarrollo que se Dedican a Actividades Financieras y sus distintos reglamentos, así como, a las resoluciones y demás disposiciones que sobre la materia emita el Banco Central de Honduras y la Comisión Nacional de Bancos y Seguros.

 

ii.            Evaluación de la cartera crediticia y operaciones contingentes, conforme a las técnicas y procedimientos que estime conveniente el auditor externo, pero utilizando las “Normas para la Evaluación y Clasificación de la Cartera Crediticia” y Constitución de las Reservas de Saneamiento, de acuerdo con los criterios vigentes; cuya opinión deberá estar sustentada con:

El alcance mínimo de la evaluación a la cartera crediticia que no podrán ser inferior al 40% del monto total de la cartera de créditos y operaciones contingentes.

 

El detalle de la muestra de los créditos reclasificados, refinanciados y relacionados indicando la clasificación asignada.

 

iii.            Confirmaciones de saldos por lo menos una vez al año de: Inversiones, Préstamos e Intereses y Depósitos. Esta labor no podrá delegarse a personal de la institución auditada.

 

iv.          Evaluar la administración de riesgos implementados por la institución, incluyendo  la asignación de las responsabilidades.

 

v.             Evaluar los sistemas de informática de acuerdo con las NIA’s.

 

vi.            Revisión de los demás componentes de los estados financieros de acuerdo con su importancia relativa.

 

6)            Sociedades Emisoras de Tarjetas de Crédito

 

i.              Evaluar que las operaciones realizadas, estén en estricto apego a lo establecido en la Ley de Tarjetas de Crédito y sus distintos reglamentos, así como, a las resoluciones y demás disposiciones que sobre la materia emita el Banco Central de Honduras y la Comisión Nacional de Bancos y Seguros.

 

ii.             Evaluación de la cartera crediticia y operaciones contingentes, conforme a las técnicas y procedimientos que estime conveniente el auditor externo, pero utilizando las “Normas para la Evaluación y Clasificación de la Cartera Crediticia” y Constitución de las Reservas de Saneamiento, de acuerdo con los criterios vigentes.

 

iii.            Verificar que el funcionamiento de las actividades de estas instituciones provenga de fuentes autorizadas.

 

iv.            Evaluación de los procedimientos que se utilizan para determinar el cumplimiento de la regulación sobre el lavado de dinero.

 

v.             Revisión del sistema de información de informática de acuerdo a NIA’s.

 

vi.            Revisión de los demás componentes de los estados financieros de acuerdo con su importancia relativa.

 

7)            Sociedades Administradoras de Fondos Mutuos e Inversión

 

i.              Evaluación de las políticas de inversión y diversificación de la cartera del fondo.

 

ii.             Verificar que la sociedad  cumpla con los requisitos de capital establecidos en la Ley de Mercado de Valores.

 

iii.            Verificar que la contabilidad y registro de operaciones de la sociedad, se lleve de manera separada a los fondos que administra.

 

8)         Depósitos Centralizados de Custodia, Compensación y Liquidación de Valores

 

i.             Confirmación de la constitución de la garantía de cumplimiento conforme a lo establecido en la Ley.

 

ii.            Evaluación de los controles de registro que poseen sobre las operaciones efectuadas.

 

iii.             Verificación de la existencia de registros por cada depositante y por valores representados en anotaciones en cuenta.

 

iv.             Evaluación de los controles de custodia y depósito, con la finalidad de brindar seguridad a los depositantes.

 

v.             Confirmación de los valores en depósito por parte de las entidades que utilizan el servicio, para cotejar la consistencia en los registros.

 

9)         Sociedades Clasificadoras de Riesgo

 

i.              Evaluación de los procedimientos aplicados para emitir una calificación de valores por parte de la sociedad.

 

ii.             Verificar que la sociedad mantiene actualizadas sus análisis, con relación a las actividades y situación financiera del emisor.

Artículo 13. Supervisión y Control de Calidad

A.            El examen de los auditores externos, debe hacerse de acuerdo con las Normas Internacionales de Auditoría (NIA`s).

 

B.            Los auditores externos deben efectuar el control de calidad de su trabajo conforme a sus propias normas, las que harán del conocimiento de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros, cuando ésta las requiera.

Evidencia del Trabajo de Auditoría

C.             Los papeles de trabajo o los sistemas de archivo de la auditoría vigente en la firma, deben presentar evidencias respecto a:

 

1)         Ejecución del Plan de Auditoría

 

2)         Criterios de selección de muestras y alcance de las  mismas.

 

3)         Aspectos no auditados y su justificación.

 

4)         Evidencia de la revisión por parte del Socio y Gerente a cargo de la auditoría.

 

5)         Resumen de los ajustes y/o reclasificaciones de la auditoría.

 

6)         Conclusiones de la auditoría.

 

D.            Es obligación de los auditores externos mantener durante un período no inferior a cinco (5) años, desde la fecha del respectivo examen, todos los papeles de trabajo y/o evidencias de auditoría que sirvieron de base para emitir su opinión.

 

La Comisión Nacional de Bancos y Seguros, cuando las circunstancias lo justifiquen, se reserva el derecho de ampliar dicho período. 

Remisión de Información

E.            La Comisión Nacional de Bancos y Seguros proporcionará a los auditores externos del Sistema Financiero Supervisado, cuando lo soliciten, las Resoluciones, Circulares, Reglamentos y demás disposiciones que emita para regular las instituciones supervisadas (incluyendo información sobre sanciones por incumplimientos).

 

F.             Cuando en el curso de la auditoría el auditor conozca irregularidades, errores o hechos que con base a su juicio profesional puedan poner en peligro la estabilidad, liquidez o solvencia de la entidad auditada, deberá comunicarlo oportunamente a la Comisión Nacional de Bancos y Seguros y al Comité de Auditoría de la Institución Supervisada de que se trate, mediante informe detallado de la situación observada.

 

Si el auditor externo tiene indicios o certeza que tendrá limitaciones en el alcance de su examen o que emitirá una opinión calificada, debe comunicarlo a la Comisión Nacional de Bancos y Seguros, a efecto de lograr la asistencia o colaboración necesaria.

Coordinación con las Firmas de Auditoría externa

G.            A efecto de cumplir con lo establecido en el numeral 8) del Artículo 13 de la Ley de la Comisión   Nacional de Bancos y Seguros, esta Entidad podrá verificar cuando lo estime conveniente, el cumplimiento de la planeación de la auditoría y del contrato de los servicios celebrado entre la institución supervisada y el auditor externo; además, podrá realizar exámenes completos de los papeles de trabajo o de los archivos de evidencias del auditor externo. 

Artículo 14. Emisión del Dictamen o Informe

A.            En lo relativo a la divulgación de la base contable utilizada por la entidad auditada, debe  expresar que los estados financieros han sido elaborados con base a las normas contables emitidas por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros, divulgando las diferencias con las NIIF’s, en nota a los estados financieros.

 

B.            La firma de auditoría externa remitirá dos copias del informe de auditoría a la Comisión Nacional de Bancos y Seguros, en la misma fecha que se entreguen a la entidad auditada dentro de los noventa (90) días calendario siguientes a la fecha de cierre del ejercicio. Se entiende por informe, el dictamen del auditor, los estados financieros y las notas correspondientes.

 

C.             Los auditores externos deben presentar en su informe estados financieros comparativos con el año precedente.

 

D.            Además del dictamen sobre los estados financieros de un banco o financiera, el auditor externo debe emitir opinión sobre la suficiencia de las reservas de saneamiento de los activos de riesgo, el cual deberá contener los datos siguientes:

 

1)             El alcance porcentual de la cartera de créditos y operaciones contingentes analizados y explicación de los factores de selección de la muestra evaluada;

 

2)              Detalle de la muestra de los créditos reclasificados;

 

3)              Detalle de la muestra de los créditos refinanciados examinados, indicando su clasificación;

 

4)              Detalle de la muestra examinada de los créditos relacionados;

 

5)            Cuando se trate de créditos en moneda extranjera, debe señalarse el importe en Dólares de los Estados Unidos de América (US$); y,

 

6)             La revisión de otros activos de riesgo que requieran reservas.

Evaluación del Trabajo de la Auditoría Externa

E.        La evaluación del trabajo de los auditores externos se hará con base a los factores que se describen a continuación:

 

1)             Evaluación de la planeación y ejecución del trabajo.  Enfoque y alcance y ejecución de la auditoría definición de áreas críticas o importantes e identificación del personal clave del cliente y de la firma para el éxito de la auditoría (máximo 40 puntos);

 

2)             Revisión de cumplimiento de regulaciones vigentes (máximo 25 puntos);

 

3)             Documentación adecuada de los informes y que estas cumplan con los requerimientos técnicos del caso (máximo 25 puntos);

 

4)             Cumplimiento de plazos en la ejecución de la auditoría (máximo 10 puntos);

 

F.            La evaluación se discutirá con el responsable de la auditoría externa, el puntaje obtenido y las deficiencias encontradas serán del conocimiento único de la firma de auditoría.

 

G.           Los incumplimientos o deficiencias leves o subsanables serán comunicados por escrito.

 

H.            Si con base a la evaluación correspondiente y previa las diligencias administrativas que conceden el derecho  a defensa, se determina que el trabajo de la firma no cumple los requisitos mínimos de calidad y aplicación de las normativas vigentes, se procederá a la suspensión o cancelación de la inscripción en el Registro.

 

I.              Se consideran incumplimientos o deficiencias leves, aquellos que no obstaculicen el desarrollo de las labores de supervisión de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros o no afecte el resultado final de la auditoría externa.

Artículo 15. Otras Disposiciones

A.            Las instituciones supervisadas, a efecto de darle un adecuado seguimiento a las instrucciones de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros y a las observaciones de la auditoría externa o interna, conformarán un Comité de Auditoría.

 

B.            El Comité debe ser establecido por acuerdo de la Junta Directiva o Consejo de Administración para un período determinado y debe estar integrado por:

 

1)         Un Director propietario sin funciones administrativas, quien lo presidirá;

 

2)         Un Director propietario o suplente, sin funciones administrativas;

 

3)         El Director Ejecutivo o Gerente General;

 

4)         El Comisario de la Sociedad; y,

 

5)         El Auditor Interno, quien hará las veces de Secretario

 

C.            En el caso de una institución extranjera autorizada a operar en Honduras mediante sucursales, el Comité será conformado por tres de los principales funcionarios que designe la institución a través de su representante legal en Honduras, debiendo comunicar oportunamente la conformación del Comité a la Comisión Nacional de Bancos y Seguros.

 

D.            Las principales funciones del Comité serán:

 

1)            Verificar el cumplimiento de las  disposiciones aplicables a la institución en asuntos relacionados con los estados financieros; así como las observaciones al régimen legal y comentarios del auditor externo e interno;

 

2)             Responder al auditor externo e interno sobre las medidas correctivas a las observaciones y recomendaciones formuladas;

 

3)            Opinar ante la Junta Directiva o Consejo de Administración sobre cualquier diferencia de criterio entre la gerencia y los auditores externos, respecto a las políticas y prácticas contables;

 

4)            Opinar ante la Junta Directiva o Consejo de Administración sobre el informe final de los auditores externos, especialmente en lo referente a las salvedades o cualquier calificación de la opinión;

 

5)            Opinar ante la Junta Directiva o Consejo de Administración sobre la conveniencia, desde el punto de vista técnico, de contratar al mismo auditor externo para el período siguiente o de sustituirlo;

 

6)            Informar con regularidad a la Junta Directiva o Consejo de Administración sobre las principales instrucciones recibidas de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros, así como de las observaciones y comentarios del auditor externo y del interno; e,

 

7)            El Comité de Auditoría, está obligada a responder al auditor externo sobre las medidas correctivas a las observaciones y recomendaciones de control interno de la revisión del período anterior.

 

8)            Informar a la Junta Directiva o Consejo de Administración sobre las situaciones que son comunicadas por el auditor externo.

 

E.            Será responsabilidad del Comité mantener un archivo de correspondencia que contenga:

 

1)             La correspondencia recibida de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros sobre las auditorías generales, los exámenes y evaluaciones de cuentas;

 

2)              La correspondencia e informes recibidos de los auditores externos sobre el desarrollo de la auditoría;

 

3)             Las respuestas emitidas por la entidad auditada a la Comisión Nacional de Bancos y Seguros y los auditores externos; y,

 

4)             Copia de los informes de auditoría interna y de las respuestas que hayan dado las diferentes unidades sobre esos informes.

 

F.             Los estados financieros que se entreguen a los accionistas o los que se presenten en la memoria anual de labores, deberán incluirse completos, con sus notas y con el dictamen del auditor externo.

 

G.            La Junta Directiva o Consejo de Administración de la entidad auditada será responsable de girar las instrucciones para que la administración proporcione a los auditores externos toda la información necesaria, para que éstos puedan expresar su opinión de manera independiente y sin limitaciones.

 

H.            En el caso de que se produzca cambio de auditor externo durante la vigencia del contrato de auditoría debe comunicarse de inmediato a la Comisión Nacional de Bancos y Seguros, expresando las razones de tal decisión y el órgano que la tomó.

 

I.             Lo no contemplado en las presentes normas será resuelto por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros.

 

J.             Derogar la Resolución 808/01-10-2002.


MODELO DE DECLARACIÓN JURADA QUE DEBEN RENDIR ANUALMENTE LOS AUDITORES EXTERNOS DE LAS INSTITUCIONES SUPERVISADAS POR LA COMISIÓN NACIONAL DE BANCOS Y SEGUROS

El suscrito en su carácter de Representante Legal de la Sociedad de Auditores Externos declara bajo juramento que:

1.           Ninguno de los socios, directores, administradores y personas que firman los informes de auditoría hemos sido condenados por delitos contra el patrimonio o la hacienda pública.

 

2.           Ninguno de los socios, administradores y personas que firman los informes de auditoría somos deudores en el sistema financiero de créditos clasificados como de difícil recuperación o irrecuperables, según establecen las Normas para la Evaluación y Clasificación de la Cartera Crediticia y Constitución de Reservas de Saneamiento.

 

3.           Que las personas responsables de conducir las auditorías conocemos las Normas Internacionales de Auditoría conocidas como NIA`s y las normas dictadas por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros para regular a las instituciones supervisadas por dicha Comisión, las cuales acataremos estrictamente.

 

4.           Que no suscribiremos contratos por servicios de auditoría externa en entidades en donde alguno de nuestros socios, administradores y personas responsables de suscribir los informes de auditoría sea director, administrador, empleado o pariente dentro del cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad de los directores, administradores o accionistas mayoritarios y si algún empleado nuestro reúne o llega a reunir alguna de las condiciones señaladas, no participará en ningún trabajo de auditoría que tenga que ver con la institución auditada.

 

5.          Que conocemos las disposiciones legales que regulan las actividades de los bancos, financieras, instituciones de seguros y demás instituciones supervisadas por la Comisión y nos comprometemos a mantenernos actualizados respecto a los cambios que experimenten.

 

6.         Nos comprometemos a no prestar servicios al cliente auditado que puedan poner en riesgo nuestra independencia.

Consciente de la responsabilidad que asumo al firmar la presente declaración jurada, procedo a ello a las horas ______ del _____ de __________ de ____.

Sello F) _______________________________